Buscar

El atletismo de EEUU quiere olvidar su decepción de Pekín-2008

AFP
2/08/2012 - 9:32

Estados Unidos afronta el atletismo de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, que arranca el viernes, una semana después de la inauguración del evento, con el deseo y la obsesión de olvidar la gran decepción de Pekín-2008, donde el 'Team USA' fracasó en este deporte.

El atletismo es el rey en los Juegos Olímpicos y el balance no fue satisfactorio para una superpotencia acostumbrada a arrasar.

Entonces lograron 23 metales, pero sólo siete de oro, un balance que no está a la altura de los habituales de Estados Unidos, que a pesar de ello acabó en cabeza del medallero, aunque con un sabor más amargo que dulce.

Los hombres sólo consiguieron cuatro títulos, el peor dato de la historia del equipo de este deporte, y el país vio como muchas de sus estrellas fracasaban, como Tyson Gay, Allyson Felix, Sanya Richards-Ross, los lanzadores de peso o el relevo 4x100 metros.

Jamaica fue, en gran medida, la responsable de eclipsar a los estadounidenses, con la emergencia de sus velocistas, con el 'Relámpago' Usain Bolt al frente.

No hubo oros en las pruebas de la velocidad (100, 200, 4x100 metros) y eso fue determinante para sentenciar que el fracaso era evidente y hacer que el balance del equipo fuera más que negativo.

Para esta ocasión, Londres-2012, un informe encargado por la Federación Estadounidense (USATF) tras aquella decepción de Pekín estipuló claramente, ya a principios de 2009, que el reto tenía que ser alcanzar las 30 medallas, mejorando sensiblemente la cosecha de la capital china.

Eugene (Oregón), templo del atletismo estadounidense, acogió en julio las clasificaciones nacionales y allí el nuevo patrón de la USATF, Max Siegel, calificó de "accesible" el reto: "Sé que lo haremos bien en Londres".

Si Pekín-2008 se recuerda con amargura, el último gran precedente, el Mundial de Daegu-2011 brinda más motivos para el optimismo, ya que los estadounidenses finalizaron con 12 medallas de oro en Corea del Sur, tres en relevos, y un total de 25 metales.

Para muchas estrellas del equipo, el oro es no ya un objetivo, sino una auténtica obsesión.

Es el caso de Richards-Ross (400 m) y Felix (200 m), dos grandes de las pistas entre las mujeres, que buscarán el título olímpico en sus disciplinas favoritas.

Entre los hombres, Justin Gatlin (100 m) y LaShawn Merritt (400 m) intentarán la redención, después de que su estatus de campeones olímpicos, el primero en Atenas-2004 y el segundo en Pekín-2008, quedara manchado por el estigma del dopaje.

Otro nombre imprescindible entre las estrellas del equipo es el de Tyson Gay, héroe en el Mundial de Osaka-2007, pero que desde entonces se ha visto a la sombra de la emergencia de los jamaicanos.

"Tengo mucha presión, no voy a mentir. La pieza que falta en mi corazón es una medalla olímpica", comentó esta misma semana Gay, que cumple 30 años el próximo jueves.

Gay y Gatlin, junto a Felix y Carmelita Jeter, tendrán la difícil misión de frenar la supremacía jamaicana en la velocidad, vigente desde 2008, cuando la isla arrasó en los 100, 200 y relevos 4x100 metros.

En las vallas altas de los 110 metros, la dupla Aries Merritt y Jason Richardson desafían a dos viejos guerreros, el chino Liu Xiang y el cubano Dayron Robles, que cada vez tienen más difícil buscar la victoria.

Un triplete 'made in USA' parecía probable en el decatlón, pero Bryan Clay, vigente campeón olímpico, falló en las clasificaciones y dejó el camino más despejado para Trey Hardee (campeón mundial) y Ashton Eaton (campeón mundial de heptatlón en sala).

En el lanzamiento de peso (Reese Hoffa, Christian Cantwell, Ryan Whiting) y la longitud (Britney Reese) o el triple salto (Christian Taylor y Will Claye) también hay buenas opciones de medalla.

bur-dr/gr/