Global

Nuevos enfrentamientos en una serie de marchas de estudiantes en Santiago

Enfrentamientos entre estudiantes y la policía se registraron en varias comunas de Santiago este jueves en el marco de una movilización convocada para exigir educación pública gratuita y de calidad luego de la ocupación de varios colegios.

Miles de estudiantes, principalmente secundarios, volvieron a salir a las calles en los principales municipios del país, para insistir en su reclamo de un fortalecimiento de la educación pública en Chile, un país con uno de los sistemas educativos más caros y desiguales del planeta, según diversos estudios.

Los principales enfrentamientos se registraron en el centro de Santiago, donde miles de estudiantes se reunieron en la Plaza de Armas y luego avanzaron por varios puntos del centro de la ciudad.

En las cercanías del palacio presidencial de La Moneda, encapuchados se enfrentaron con piedras, palos y botellas con pintura a los agentes policiales, que en gran número resguardaban el lugar.

La policía repelió por su parte los ataques con abundantes chorros de agua y gas lacrimógeno, en enfrentamientos que lograron paralizar por unas dos horas el tránsito en la céntrica avenida Alameda, la principal de la capital chilena.

No se había entregado hasta ahora un reporte oficial de detenidos.

Los manifestantes denuncian que no son escuchados por el gobierno del derechista Sebastián Piñera, quien desde el año pasado enfrenta el reclamo estudiantil por una educación pública gratuita.

"Este Gobierno escucha con mucha atención lo que dicen los ciudadanos, y todos los ciudadanos, no solamente los que marchan y hacen tomas, sino que todos los ciudadanos", respondió el presidente Piñera, hablando en una actividad en el palacio presidencial.

"Estamos profundamente comprometidos con una reforma educacional que garantice a todos nuestros niños y jóvenes una educación de calidad", agregó el mandatario.

Los estudiantes, especialmente los secundarios, incrementaron sus protestas en las últimas semanas, al considerar insuficientes las medidas adoptadas por el gobierno para mejorar la educación y que benefician principalmente a los universitarios.

En concreto, los secundarios exigen que los colegios públicos vuelvan a ser administrados por el Estado central y no por los municipios como ocurre ahora tras una de las últimas leyes que emitió la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Según aseguran, al estar administrados por los municipios se genera una fuerte desigualdad entre las comunas más ricas y pobres del país.

El año pasado, los estudiantes organizaron más de 40 marchas por el centro de Santiago y ocuparon más de 200 colegios por varios meses.

Este año, a diferencia de lo ocurrido en 2011, el gobierno ha autorizado el desalojo de los establecimientos por parte de la policía.

pa/jb

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin