Buscar

Francia.- Sarkozy rinde un "profundo" homenaje al "genio creativo" de Yves Saint Laurent

2/06/2008 - 10:49

El 'príncipe de la moda' falleció ayer en París a los 71 años

PARÍS, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, rindió hoy un "profundo" homenaje al diseñador Yves Saint Laurent, fallecido ayer en París a los 71 años, "uno de los grandes nombres de la moda, el primero en elevar la alta costura a la categoría de arte dándole una dimensión planetaria".

"Por su genio creativo, su personalidad elegante y refinada, discreta y distinguida, Yves Saint Laurent imprimió su huella durante medio siglo de creación, tanto en el lujo como en el prêt-à-porter, porque estaba convencido de que la belleza era un lujo necesario para todos los hombres y todas las mujeres", resalta el presiente galo en un comunicado.

También destacó de Yves Saint Laurent la atención que prestó a la evolución de la sociedad y al estatus de la mujer moderna, y expresó su deseo de que la Fundación creada con Pierre Berger continúe conservando la memoria del gran creador.

Nacido en Orán (Argelia) el 1 de agosto de 1936 en el seno de una familia de la alta burguesía, Yves Mathieu Saint-Laurent conoció el éxito siendo muy joven cuando a su llegada a París. Con 17 años, se llevó un primer premio en un concurso del Secretariado internacional de lana junto a un joven alemán llamado, como él, a ser uno de los grandes de la moda, Karl Lagerfeld.

Yves Saint Laurent debuta junto a Christian Dior, el modisto de más renombre de la posguerra y la muerte prematura del creador del 'New Look' le catapulta al puesto de director artístico de la casa Dior a finales de los años cincuenta. Con su línea 'Trapecio', una auténtica ruptura de los códigos de la época presentada el 30 de enero de 1958, el joven y tímido YSL causa sensación con tan sólo 20 años.

Poco después de su primer éxito, conoce a Pierre Bergé, un empresario seis años mayor que se convertirá en su compañero y protector durante toda su vida. Gracias a él crea su propia casa de moda a principios de los sesenta con el nombre de Yves Saint Laurent.

Este es el principio de varias décadas de un reinado incontestable en el guardarropa femenino que contribuye a emancipar con creaciones audaces inspiradas tanto en la vestimenta masculina como en los colores de su infancia argelina, sus viajes por el mundo y la paleta de los grandes pintores.

Desde los sesenta, introduce prendas que se convertirían en objetos de culto: la sahariana, el traje pantalón, el vestido en muselina transparente y, sobre todo, el esmoquin para mujer, su auténtica firma de autor.

Sus creaciones africanas, marroquíes y chinas tuvieron un gran éxito. En 1976, su colección inspirada en los ballets rusos es considerada una "revolución" por la prensa y él llegó a admitir que era "probablemente la más bella".

Picasso, Van Gogh, Mondrian, Braque, o Matisse le inspiraron numerosas colecciones que hoy se pueden admirar en la Fundación Pierre Bergé-Yves Saint Laurent, ubicada en la sede de su antigua firma de costura, en un elegante barrio parisino.

Apasionado de la ópera, del teatro y de la literatura, gran admirador de Proust, también fue diseñador de joyas, labor que desarrolló junto a Loulou de la Falaise. Creó decorados y trajes para teatro, espectáculos y bailes de la alta sociedad y lanzó una marca de perfumes, la más famosa 'Opium', en 1977.

VANGUARDIA, LIBERTAD Y RIGOR

Siembre en vanguardia, fue el primero en lanzar un 'prêt-à-porter' de lujo abriendo una tienda en la 'rive gauche' de París, en 1966. Yves Saint Laurent se retiró en 2002 después de un gran desfile en Beaubourg arropado por decenas de modelos y una de sus musas: la actriz Catherine Deneuve.

YSL deja tras de sí una gigantesca obra y la estela de un mito. "En medio siglo de carrera lo encarnó todo: la rebeldía, la tradición, la libertad, el rigor y la creatividad", glosa en su edición de hoy 'Le Figaro'. El creador sublimó la cotidianidad de millones de mujeres con modelos que fueron desde los vestidos pop al primer esmoquin femenino de la historia de la moda.

"Francia acaba de perder a uno de sus grandes artistas", declaraba Pierre Bergé, cofundador y director durante 40 años de la marca YSL. "Chanel dio la libertad a las mujeres. Yves Saint Laurent les dio el poder. Abandonó el territorio de la estética para penetrar en el social", dijo en la emisora France-Info el empresario que ayudó al modisto a crear su propia firma de costura en 1961.