Buscar

El ministro de Educación de México aboga por una escuela libre de "violencia" tras el último caso de 'bullying'

29/05/2014 - 18:19
Más noticias sobre:

El ministro de Educación Pública mexicano, Emilio Chuayffet, ha anunciado la puesta en marcha de un programa piloto de prevención y castigo para poner fin al acoso escolar y lograr unos centros libres de "violencia", algo especialmente de actualidad en México tras la reciente muerte de un niño de 12 años zarandeado por sus compañeros.

MÉXICO DF, 29 (EUROPA PRESS)

Héctor Alejandro Méndez Ramírez, alumno de primer grado en una escuela secundaria de Ciudad Victoria, falleció después de que varios de sus compañeros le 'columpiasen' y le empujasen contra la pared. La familia ha definido el caso como un "asesinato" y ha responsabilizado tanto a los supuestos agresores como a la profesora.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto planea poner en marcha un programa piloto con acciones de formación, prevención y castigo para que "la escuela no sea espacio de violencia" y que, cuando esto ocurra, "sea adecuadamente castigada", según informa el periódico mexicano 'Milenio'.

Así se ha expresado Chuayffet, durante un acto de reconocimiento de la comunidad educativa en el que ha reivindicado la colaboración de todos los sectores sociales. En este sentido, ha defendido que el 'bullying' no es sólo un fenómeno de los centros, sino que también se genera en la familia y el entorno social de los niños.

"El problema es la violencia y la violencia no está en la escuela, está en el hogar, en los medios, es un problema mucho más complejo y cuya respuesta no corresponde solo a la Secretaría de Educación", ha señalado, tal como ya habían advertido en anteriores declaraciones otros altos cargos del Gobierno.

Peña Nieto adelantó que plantearía una serie de "recomendaciones" para atajar el fenómeno y el responsable de Educación ha confirmado que estos planteamientos llegarán "muy pronto". Asimismo, Chuayffet ha anunciado la inminente convocatoria de las autoridades educativas para discutir la polémica en torno al acoso escolar.