Global

Superada Grecia, Colombia ahora le preocupa la velocidad africana

Colombia comenzó con calidad la disputa del Mundial Brasil-2014 con una goleada a una pálida Grecia, haciendo aplomo de solidez defensiva y disciplina táctica, y en su camino aparece ahora Costa de Marfil, que hace de su velocidad un arma letal.

El elenco cafetero dirigido por el argentino José Pekerman ilusionó con el 3-0 en Belo Horizonte (sureste), principalmente porque se capitalizaron las situaciones de gol generadas y el equilibrio entre las líneas se mantuvo cuando se perdió la posesión de la pelota.

El ida y vuelta de Víctor Ibarbo en el mediocampo, los relevos constantes de los volantes de primera línea, la seguridad de la zaga posterior y la visión de James Rodríguez cimentaron el buen debut colombiano en su vuelta al Mundial, aunque la coincidencia generalizada del plantel es que aún se debe mejorar en el juego.

"Hay detalles de un equipo que son importantes jugando un Mundial. Hemos tenido algún desnivel producto de la capacidad del rival, y debemos aprender a superar esos momentos teniendo mucha confianza en lo que se prepara para hacerlo siempre con continuidad", aseguró el DT Pekerman.

El entrenador hacía referencia a un tramo de la primera parte, luego del gol de Pablo Armero para el 1-0 parcial, cuando Colombia retrocedió sus líneas y perdió la iniciativa del juego, dándole oportunidad a los helenos para atacar y generar peligro.

"Esto es un aprendizaje que debemos hacer rápido pensando en Costa de Marfil", aseguró.

Los 'Elefantes' también debutaron el sábado con una victoria de 2-1 sobre Japón, y a pesar de comenzar perdiendo en Recife (noreste), supieron tomarle la medida al partido y explotar la velocidad en contragolpe para aniquilar a los 'samuráis'.

"Costa de Marfil es de los equipos africanos uno de los más potentes, con jugadores de mucha experiencia internacional y como equipo ha jugado varios Mundiales. Nosotros debemos tener la misma concentración y revisar cosas del juego para no sufrir cuando los enfrentemos", el jueves en Brasilia (centro), comentó.

- Aplicando el "partido a partido" -

El "partido a partido", la frase de batalla del técnico argentino Diego Simeone con el Atlético de Madrid, tiene tanta vigencia y aunque por simple que parezca y no revele mayor cosa, Colombia tiene claro que es el mejor camino para pensar en un buen Mundial.

"Nos quedan dos juegos aún más duros, sabemos los jugadores que tiene Costa de Marfil, su fuerza, su velocidad, y eso hace que tomemos este partido como una final", señaló la estrella cafetera James Rodríguez, del AS Mónaco francés, autor del tercer gol en Belo Horizonte.

"Vamos a ir partido a partido, sin desesperarnos, porque esto es un Mundial y no podemos cometer errores. Ahora sigue Costa de Marfil, otro rival peligroso al que también queremos ganarle", remarcó a su turno el capitán Mario Yepes (Atalanta).

En un sentido similar, el también defensor Camilo Zúñiga, del Nápoles italiano, también alertó sobre la velocidad de los marfileños.

"Sabemos que estamos en un grupo muy difícil y nuestro siguiente rival es uno de los equipos más fuertes del grupo. Es una selección muy diferente a Grecia, hay que tenerlos muy cerca, porque si les damos espacios nos pueden matar en velocidad", advirtió.

Ante Grecia, Colombia no pasó sobresaltos en defensa y recibió una buena nota tras el examen, pero la prueba que sí les demandará una mayor exigencia será la de Costa de Marfil, mucho más fuerte y con nombres de peso como Gervinho, Didier Drogba, Salomon Kalou y el extraordinario Yaya Touré.

cl/gr/

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin