Buscar

México: elección presidencial de julio de 2006 aún es cuestionada

AFP
2/07/2008 - 18:51

A dos años de la elección que llevó a Felipe Calderón a la presidencia de México muchos aún cuestionan la transparencia del proceso, como el investigador José Antonio Crespo, quien encontró que el número de sufragios irregulares que figuran en las actas electorales supera los votos de ventaja del ganador.

"¿Podemos saber o no quién ganó la elección? No, no se puede, por lo menos no con las actas" electorales, comenta Crespo, quien presentó su libro "2006: hablan las actas", una detallada investigación de distintos documentos oficiales de los comicios presidenciales mexicanos.

El 2 de julio de 2006, los mexicanos se fueron a dormir sin saber quién fue el ganador de los comicios más reñidos de su historia, cuyo resultado oficial se conoció sólo el 5 de septiembre de ese año cuando el Tribunal Electoral dio el triunfo a Calderón con ventaja de 0,56% sobre el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Las denominadas actas electorales, donde se asienta el número de votos que obtuvo cada candidato, fueron el punto medular de la investigación de Crespo, politólogo e historiador mexicano quien analizó los resultados de 150 de los 300 distritos electorales en los que está dividido el país.

En el libro, una de las conclusiones más contundentes es que el número de errores e inconsistencias, es decir sufragios no claros, en la mitad de los distritos sumaron 316.539, "es decir, superaron los sufragios válidos con que oficialmente Calderón aventajó a López Obrador" que fueron 233.831.

"La proyección a los 300 distritos de dichos votos irregulares es de 633.078, en cuyo caso casi triplicarían la diferencia de votos válidos con que oficialmente Calderón aventajó a su rival más cercano", añade el investigador.

Sin embargo, Crespo, que deja de lado toda bandera política, asegura que en su investigación no encontró "elementos para validar la tesis del fraude" ni para "sostener que el Tribunal Electoral le arrebató el triunfo" a López Obrador.

"Pero sí sé que a los ciudadanos nos robaron la certeza del resultado, proclamaron resultados dudosos", añadió Crespo, para quien la solución ante la incertidumbre era el recuento del 100% de los votos e incluso la nulidad de la elección en el caso de que las inconsistencias persistieran.

En el fallo del Tribunal Electoral que validó la elección y declaró a Calderón presidente electo, los magistrados encontraron que hubo inconsistencias en la elección, pero concluyeron que no fueron lo suficientemente significativas como para modificar el resultado.

"El Tribunal dijo que las irrregularidades no trascienden, yo encontré que sí. Tengo sospechas de la imparcialidad del Tribunal, hubo cierto sesgo y falta de responsabilidad de los magistrados (...) tomaron una decisión política", indicó Crespo, quien prefiere no especular sobre las motivaciones de los magistrados.

Conocer la verdad histórica de la elección presidencial mexicana del 2006, concluye Crespo, "quizá será posible con los votos", con recuento del 100% de los sufragios, pero hasta ahora las autoridades han negado los recursos presentados para tener acceso a las boletas.

Según una encuesta de la firma Mitofsky, uno de cada tres mexicanos aún considera que en la elección presidencial de 2006 se cometió fraude.

sem/ol/cd

Contenido patrocinado

Otras noticias