Global

Manifestantes 'normalistas' se enfrentan con la Policía en el Congreso de Guerrero

Miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) se han enfrentado con la Policía en el Congreso de este estado mexicano, en el marco de las protestas por la desaparición de 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) el pasado 26 de septiembre en Iguala.

MÉXICO DF, 15 (EUROPA PRESS)

Los manifestantes han intentado entrar en el Congreso de Guerrero durante la presentación del informe de la gestión del gobernador estatal, Rogelio Ortega, llegando a abrir la puerta principal, lo que ha obligado a evacuar el edificio.

La Policía antidisturbios ha intervenido para desalojar a los miembros de la CETEG, logrando sacarlos de la sede legislativa, pero dando lugar a un enfrentamiento en el que los manifestantes se han defendido lanzando piedras.

Después, los manifestantes han protagonizado otra protesta en la Universidad de Guerrero, donde el rector, Javier Saldaña, estaba impartiendo una conferencia bajo el título 'Sentimientos de la nación'.

Al parecer, varios miembros de la CETEG han quemado una patrulla policial que estaba en los alrededores del centro académico, según ha informado el diario mexicano 'Milenio'.

CASO IGUALA

Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la treintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin