Global

El Rey de Jordania dice que el apoyo de Europa para combatir al Estado Islámico es "vital"

El rey de Jordania, Abdalá II, ha defendido este martes que la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico compete en primer lugar a los países musulmanes pero ha dejado claro que el apoyo de Europa en estos esfuerzos es "vital" y que la victoria depende precisamente de "la unidad".

ESTRASBURGO (FRANCIA), 10 (EUROPA PRESS)

"Nosotros y otros Estados árabes y musulmanes defendemos no sólo a nuestra gente sino a nuestra fe. Esta lucha tiene que ser emprendida en primer lugar por los países musulmanes. Esta lucha es dentro del Islam", ha subrayado en su audiencia solemne ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, la cuarta visita que realiza a la institución europea.

El monarca hachemí ha recordado no obstante que la amenaza del terrorismo yihadista es una amenaza "global" y ha considerado "vital" la cooperación de Europa en esta lucha.

"Nuestra victoria depende ahora de nuestra unidad. El papel de Europa es vital. Sólo a través de la cooperación de nuestras regiones se pueden eliminar las fuentes del apoyo terrorista y derrotar sus objetivos", ha afirmado el monarca, que ha defendido la respuesta "rápida, seria y determinada" de su país contra los yihadistas tras el asesinato de piloto militar jordano a manos del Estado Islámico y cuya acción ha "horrorizado al mundo". "Nuestra lucha continuará", ha prometido.

UNIDAD FRENTE A LA INTIMIDACIÓN

El rey Abdalá II ha recordado que "Europa ha sufrido ataques horrorosos y ha demostrado un coraje imbatible" y ha destacado "la unidad contra la violencia y la intimidación" que demostraron las millones de personas que participaron en la manifestación de protesta por el ataque terrorista contra la publicación satírica francesa 'Charlie Hebdo'.

El monarca ha evocado el auge del nazismo en Europa de finales de 1930 que dieron pie a una guerra mundial por la expansión de una ideología "basada en el odio". "Hoy combatimos una guerra similar", ha recalcado.

Abdalá II ha denunciado los crímenes cometidos por el Estado Islámico en nombre de Dios "no por fe sino por el poder" tras recordar que "ninguna religión" los tolera. "Nuestra religión exige el respeto y cuidado a los demás", ha insistido, recordando que para el propio profeta Mahoma "nadie tiene fe hasta que no quiere para el vecino lo que quiere para sí".

"Esto es ser musulmán", ha defendido, insistiendo en que a los musulmanes, ya de pequeños, se les enseña a no matar a mujeres, niños o ancianos ni difamar lugares de culto de ningún credo. "Estos son los valores que enseño a mis hijos y ellos transmitirán a sus hijos", ha asegurado.

APOYO A LAS MINORÍAS RELIGIOSAS

Por ello, ha manifestado "furia" por los recientes ataques contra las minorías religiosas, incluida la cristiana. "Esto es una ofensa contra la humanidad, así como contra el Islam. Son parte intrínseca de nuestro pasado, presente y futuro", ha dicho.

"Estos terroristas han hecho a musulmanes de todo el mundo su principal objetivo. No dejaremos que secuestren nuestra fe", ha prometido.

"La humanidad se tiene que armar con ideas, justicia e integración económica y social", ha defendido, resumiendo los tres ejes de acción que en su opinión deben fomentarse para combatir el yihadismo.

RESPETO MUTUO

En primer lugar, ha apelado a la necesidad de garantizar "el respeto mutuo" porque "las civilizaciones se construyen sobre ello" y "la coexistencia" sólo puede defenderse con "vigilancia y acción", insistiendo en que los jóvenes, sobre todo, deben ser inspirados en los valores de la paz y la no violencia y la idea de sociedades incluyentes, a través de la mejora de las condiciones de vida de la población, como ha promovido su Ejecutivo a través de "reformas continuas".

"El futuro está en la unidad y el respeto. No en la división ni estereotipos", ha recalcado no obstante. Por ello, ha apelado a Europa, al que ha considerado un "socio importante", para "parar el auge global en la islamofobia". "Estamos comprometidos a trabajar juntos hacia un nivel de cooperación más avanzado", ha defendido.

En segundo lugar, ha defendido que se necesita garantizar el respeto del Derecho Internacional y buscar un acuerdo pacífico al conflicto israelo-palestino porque "es un aliado poderoso para los extremistas" que "exploran injusticias" a fin de "reclutar a los combatientes extranjeros en Europa y en el mundo", al tiempo que ha criticado que la comunidad internacional no defienda el derecho de los palestinos mientras Israel amplía colonias en territorio ocupado.

El monarca también ha defendido la necesidad de "ayudar" a las personas a mejorar sus oportunidades y condiciones de vida porque "el radicalismo bebe de la desigualdad económica y la exclusión", recordando que su país ha mantenido la puerta abierta y acoge ya a 1,4 millones de refugiados sirios y miles de cristianos iraquíes, "más que si Francia acogiera a toda la población de Bélgica".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin