Global

El estudiante surcoreano arrestado en Corea del Norte asegura que "quería ser detenido"

El estudiante surcoreano arrestado en abril en Corea del Norte por entrar ilegalmente al país ha asegurado en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN que "quería ser detenido".

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

"Pensé que mi entrada en Corea del Norte, ilegal, lo reconozco, llevaría a que ocurriera algún suceso importante que tuviera un efecto positivo en las relaciones entre ambos países", ha dicho Joo Won Moon, sin dar detalles acerca de cuál sería ese acontecimiento.

"Espero ser capaz de decir al mundo cómo un estudiante universitario entró ilegalmente a Corea del Norte y, pese a ello, con el tratamiento generoso del país, puede regresar a casa sano y salvo", ha agregado.

Asimismo, Joo, quien cuenta con tarjeta de residente permanente en Estados Unidos, ha apuntado que fue la curiosidad la que le llevó a entrar en Corea del Norte, detallando que empezó a pensar en tal posibilidad en el mes de febrero.

"Una vez que la idea de entrar en Corea del Norte estaba en mi mente, no pude escapar a ella. Pensaba constantemente en ello. Pensé que como residente estadounidense y ciudadano surcoreano, mi entrada podría tener un efecto positivo", ha argumentado.

La citada cadena ha indicado que Joo no se mostró preocupado durante la entrevista por el posible castigo al que puede hacer frente por sus actos. "Aceptaré cualquier castigo", ha asegurado.

Joo ha dicho que entró en Corea del Norte en un punto cercano a la localidad china de Dandong tras cruzar dos vallas con alambre de espino. Posteriormente, cruzó una zona agrícola y siguió el curso del río hasta que unos soldados le arrestaron.

"Entiendo que mis padres y mis seres queridos estén muy preocupados por mí, pero me gustaría decir que estoy bien y que no hay necesidad de preocuparse, ya que he recibido un trato humanitario", ha señalado.

Así, ha explicado que el lugar en el que está retenido tiene tres camas y un baño privado, si bien no tiene acceso a televisión, radio o Internet. Tampoco ha sido autorizado a realizar llamadas telefónicas.

El Gobierno de Corea del Sur reclamó el lunes a Corea del Norte que libere inmediatamente a Joo, lamentando que Pyongyang "no haya dado ninguna explicación a Seúl ni a su familia".

El portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano, Lim Byeong Cheol, solicitó además la liberación de otros tres ciudadanos surcoreanos que se encuentran detenidos en Corea del Norte: Kim Jung Wook, Kim Kuk Gi y Choe Chun Gil.

Kim y Choe han reconocido en sendas entrevistas a la CNN, publicadas el domingo, que trabajaban en nombre de los servicios de Inteligencia de Corea del Sur. Seúl ha reconocido que ambos son ciudadanos surcoreanos, si bien ha negado que trabajaran para los servicios de Inteligencia.

Periodistas de la cadena viajaron a Corea del Norte a invitación del Gobierno, quien les ha concedido acceso a los tres detenidos para llevar a cabo varias entrevistas. Asimismo, han realizado varios viajes en el interior del país, entre ellos la zona desmilitarizada en la frontera con Corea del Sur.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin