Buscar

Las autoridades marroquíes reconocen la primera asociación saharaui de DDHH crítica

24/08/2015 - 17:27
Más noticias sobre:

Las autoridades marroquíes han permitido por primera vez la inscripción formal de una organización saharaui de defensa de los Derechos Humanos crítica con la política marroquí en el registro previsto en la Ley de Asociaciones en lo que supone un hito para esta antigua colonia española ocupada por Marruecos en 1975, según destaca la organización Human Rights Watch (HRW).

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Se trata de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos del Hombre Cometidas por el Estado de Marruecos (ASVDH, www.asvdh.net), que había presentado la solicitud para ello hace diez años. Hace nueve años un tribunal determinó que las autoridades estaban impidiendo ilegalmente su inscripción.

"Ahora Marruecos debería poner fin a todos los obstáculos arbitrarios a las actividades del grupo ASVDH, incluida la prohibición 'de facto' de convocatoria de actos públicos y manifestaciones", señala HRW en un comunicado.

Además, HRW defiende que el Gobierno permita la inscripción de todas las asociaciones pacíficas que aún no han sido inscritas tanto en Marruecos como en el Sáhara Occidental.

La directora para Oriente Próximo y el Norte de África de HRW, Sarah Leah Whitson, ha calificado el reconocimiento de esta asociación por parte de las autoridades como un "paso positivo". "El Gobierno marroquí debería además poner fin a las restricciones arbitrarias por motivos políticos (impuestas) a este grupo y a todas las asociaciones no gubernamentales", ha argumentado.

LEY DE ASOCIACIONES

Hasta ahora, las autoridades se amparaban en que la Ley de Asociaciones prohibía cualquier asociación "que busque socavar la religión islámica, la integridad del territorio nacional o el régimen monárquico o que abogue por la discriminación". Con este argumento Marruecos ha rechazado el registro de decenas, si no cientos, de asociaciones disidentes, según HRW.

Al no estar inscritas, las asociaciones se mueven en un limbo legal, ya que no pueden presentar denuncias ni convocar legalmente ningún tipo de reunión o acto público. Además, tampoco pueden alquilar un local, abrir una cuenta bancaria ni participar en actividades organizadas por las instituciones públicas.

"Marruecos ha roto un tabú instalado desde hace mucho tiempo con el reconocimiento legal de una asociación cuyo nombre incluye las graves violaciones perpetradas por el Estado marroquí contra los saharauis, pero la prueba del cambio será si el grupo y las decenas de asociaciones que siguen en un limbo legal tendrán más libertad para desarrollar sus actividades pacíficas de forma legal y sin restricciones", ha apuntado Whitson.

Desde la Marcha Verde de 1975 que supuso el fin de la colonia española y el inicio de la ocupación marroquí, las autoridades de Rabat han impuesto una dura represión a la población saharaui impidiendo cualquier expresión de demanda de independencia por connivencia con el Frente Polisario, organización que controla la parte más oriental y desértica del Sáhara Occidental y gobierna a los miles de refugiados saharauis que se asentaron en la región de Tinduf (Argelia).

La represión incluye la prohibición de cualquier manifestación o protesta sospechosa de independentismo, el procesamiento judicial de activistas saharauis en juicios considerados injustos por organizaciones como HRW. Entre estos últimos están activistas de ASVDH como Ahmed Sbai, que cumple cadena perpetua, o Mohamed Tahlil, condenado a 25 años de prisión.