Global

Hariri expresa su respaldo al primer ministro y dice que no permitirá que Hezbolá "mine el proceso de diálogo"

El exprimer ministro libanés Saad Hariri, quien encabeza el partido Al Mustaqbal, ha expresado este lunes su respaldo al primer ministro del país, Tammam Salam, y ha recalcado que no permitirá que el partido-milicia chií Hezbolá "mine el proceso de diálogo".

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

"Permanecemos firmes al lado de Salam y renovamos nuestra confianza en su liderazgo, gestión y sabiduría", ha dicho, destacando que "es capaz de adoptar medidas para superar los obstáculos que impiden la aplicación de planes viables".

Hariri ha hecho referencia específica a la crisis de la basura, apenas un día después de que fueran publicados vídeos en Internet en los que se veían riadas de basura arrastradas por las últimas lluvias en varias zonas del país.

"Los libaneses no pueden si no sentirse insultados por las escenas de basura flotando en las calles de Beirut y el resto de regiones. Es necesario que la decisión del Gobierno sea aplicada a través de la aprobación de decretos y medidas", ha sostenido.

En este sentido, ha argumentado que "para resolver la crisis de la basura es necesario que todos asuman su responsabilidad para que Salam pueda convocar al Gobierno lo antes posible", según ha informado el diari local 'An Nahar'.

La crisis de la basura comenzó con el cierre del vertedero de Naamé el pasado 17 de julio. El gobierno interino, incapaz de actuar, asistió impotente a la clausura del primer receptor de desperdicios de la capital sin presentar una alternativa. La crisis fue resuelta varias semanas después, si bien existían divisiones en torno a la compañía que debe realizar las tareas.

Los manifestantes reclaman la dimisión del Ejecutivo, afirmando que se trata una muestra más de su incapacidad para superar la parálisis política que atraviesa a causa de las profundas diferencias entre los partidos que lo integran.

De hecho, la Presidencia se encuentra vacante desde mayo de 2014, cuando acabó el mandato de Michel Suleiman, y el Parlamento elegido en 2009 ha prorrogado su mandato y aplazado las elecciones hasta 2017 a causa de la inestabilidad que atraviesa el país.

DIÁLOGO CON HEZBOLÁ

En otro orden de cosas, Hariri ha renovado el "compromiso" de Al Mustaqbal con el diálogo con Hezbolá, pese a lo que ha descrito como "intentos de arrastrarlo a un debate inútil".

"Queremos que el diálogo continúe bajo el techo de los intereses nacionales libaneses y nada más, no con los límites de las condiciones previas, los dicatos extranjeros y las muestras de fuerza militar", ha apuntado.

"En este periodo de la historia de Líbano, el diálogo debe estar limitado a poner fin al vacío presidencial y a acordar una figura nacional que pueda activar el trabajo de las instituciones estatales", ha remachado.

El Parlamento aplazó la semana pasada por trigésima vez las elecciones presidenciales debido a la falta de quorum, tras lo que el presidente del organismo, Nabih Berri, estableció el 11 de noviembre como próxima fecha.

EL VACÍO PRESIDENCIAL

La incapacidad de los partidos políticos a la hora de elegir a un nuevo presidente después del fin del mandato de Suleiman el 25 de mayo de 2014 ha llevado al país a sufrir el vacío presidencial más largo en su historia.

Pese a su larga duración, la situación de estancamiento en la Presidencia no ha derivado en un conflicto armado, tal y como ocurrió en 1988 y en 2008, y de hecho existen diálogos para intentar alcanzar un acuerdo, si bien no se han registrado avances significativos.

En las dos ocasiones anteriores, las diferencias a la hora de seleccionar al presidente --que ha de pertenecer a la comunidad cristiana-- se saldaron con acuerdos regionales, una opción que parece distante en estos momentos debido a la inestabilidad que sufre Oriente Próximo.

Las sesiones del Parlamento para elegir a un presidente se han caracterizado por la falta de quórum debido al boicot de los parlamentarios del Movimiento 8 de Marzo, que argumentan que sólo votarán cuando haya un acuerdo cerrado para elegir a su candidato, el líder del Movimiento Patriótico Libre, Michel Aoun.

Sin embargo, Aoun cuenta con la oposición del Movimiento 14 de Marzo, que respalda al líder de las Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, cuya candidatura ha sido rechazada frontalmente por Hezbolá y otros integrantes del Movimiento 8 de Marzo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin