Global

Seis policías y cuatro civiles asesinados en la última jornada en México

Un total de seis policías y cuatro civiles fueron ejecutados en las últimas horas en México y otros dos policías resultaron heridos, cuando en la capital se celebra una cumbre extraordinaria de seguridad, informaron autoridades y prensa locales.

Dos agentes federales fueron ejecutados con armas de fuego la madrugada de este jueves y sus cuerpos abandonados en un vehículo, frente a La Marquesa, una zona de restaurantes rurales en el Estado de México (centro), informó el diario El Universal, al citar a peritos de la Procuraduría de Justicia estatal.

Los agentes de procuraduría encontraron los cuerpos en la parte trasera de una camioneta y uno más a sólo unos metros del vehiculo.

Otros dos agentes investigadores de Jalisco (oeste) murieron al ser "tiroteados el miércoles, en el municipio San Julián, cuando iban a participar en una investigación en colaboración con agentes de la Procuraduría de Guanajuato (noroeste), relacionada con el robo de vehículos", dijo la procuraduría del estado.

En tanto, el comandante Javier Ambriz Moreno, de 50 años, de la policía estatal de Aguascalientes (centro) murió baleado al ser interceptado el jueves cuando viajaba en una camioneta a unos 30 kilómetros de la capital del estado.

En la fronteriza Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua (norte) fueron asesinadas cuatro personas más, entre ellas, una mujer y un joven de 15 años.

En tanto, en Tabasco, al sureste de México, dos policías fueron gravemente heridos por un comando armado que les disparó con rifles automáticos y un lanzagranadas cuando viajaban en una patrulla, difundió la estación radiofónica Formato 21.

Los asesinatos y ataques contra policías se registran el día en que se celebra en la capital mexicana una inédita cumbre de seguridad que reúne al presidente Felipe Calderón con los gobernadores de todo el país, legisladores y magistrados, para firmar el Acuerdo Nacional para la Legalidad y la Seguridad.

El país se encuentra inmerso en una guerra contra el crimen organizado que emprendió el gobierno federal desde diciembre de 2006 con el despliegue de 36.000 militares por diferentes regiones del país, así como de una ola ascendente de secuestros que hasta el 31 de julio llegaron a los 323, según cifras oficiales.

Pese al esfuerzo policiaco y militar la guerra entra los cárteles de la droga dejó 2.713 ejecutados en lo que va del 2008

bur-lp/ol/tf

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint