Buscar

Chávez denuncia golpe de Estado e intento de magnicidio orquestado por EEUU

AFP
12/09/2008 - 3:23

El gobierno venezolano denunció el jueves un intento de "magnicidio" y golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, que habría sido planeado por militares con el visto bueno de "la administración estadounidense", a cuyo embajador en Caracas el mandatario expulsó horas después.

"Miren, pitiyanquis, no se les ocurra lanzar un golpe o una locura de éstas. Les aviso, yo no soy el Hugo Chávez del año 2002", dijo el presidente, refiriéndose al golpe de Estado fallido que lo alejó del poder durante dos días en abril de 2002.

Según Chávez, tras este intento está la "oposición política desesperada", la "oligarquía" y "el imperio norteamericano" liderado por el presidente George W. Bush, que no sólo prepara "conspiraciones" en Venezuela, sino también en "países hermanos" como Bolivia, Paraguay o Guatemala.

"Vean ustedes toda la trama: Desde Guatemala hasta el río Paraguay, pasando por este Caribe y el altiplano de Bolivia. ¿Quién dirige todo esto? El señor Bush es el responsable y la CIA (Agencia de inteligencia estadounidense) y sus laboratorios genocidas", declaró.

El jueves de madrugada, la televisión pública venezolana presentó una conversación entre tres militares en la que se detallaban planes para tomar violentamente el palacio de gobierno de Miraflores en Caracas y hacer estallar el avión presidencial.

"La administración Bush está detrás de este complot y no tenemos ninguna duda. Al avanzar la investigación se verá de qué manera están involucrados los diferentes órganos del gobierno de Estados Unidos", denunció el ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.

Horas después, Chávez expulsó al embajador estadounidense en el país, Patrick Duddy, en un acto de solidaridad con Bolivia, quien tomó esta misma decisión el miércoles, y amenazó con cortar el suministro de crudo venezolano a Washington si es objeto de una agresión.

"A partir de este momento tiene 72 horas el embajador yanqui en Caracas para salir de Venezuela, en solidaridad con Bolivia (...) Váyanse al carajo, yanquis de mierda (...) Déjennos tranquilos construir nuestra propia historia", declaró Chávez.

Además, el mandatario venezolano advirtió que si "algo grave" ocurre en Venezuela, "el precio del petróleo a lo mejor llegaría a 200 dólares".

"Hago responsable por el envío petrolero de Venezuela (al gobierno de) aquel país, si viniera alguna agresión hacia Venezuela. No habrá petróleo para el pueblo de Estados Unidos", lanzó Chávez.

Venezuela ocupa el quinto lugar entre los proveedores de crudo a Estados Unidos, con un promedio de ventas diarias de 1,1 millones de barriles durante el primer cuatrimestre de 2008, según la Administración de Información de Energía norteamericana.

Hasta el momento, dos oficiales militares venezolanos están detenidos y serán procesados por instigar a la rebelión, otras cuatro personas se encuentran declarando ante los organismos de inteligencia del Estado y ocho militares más "están ubicados" y serán interrogados en las próximas horas, según el fiscal militar Ernesto Cedeño.

Concretamente, la televisión pública presentó extractos de una conversación entre uno de los detenidos, el general retirado de la Guardia Nacional, Wilfredo Barroso Herrera, otro general de brigada jubilado y un vicealmirante.

"Aquí el objetivo es uno sólo: vamos a tomar el Palacio de Miraflores, vamos a tomar las plantas televisoras (...) El objetivo tiene que ser uno sólo, es decir: todo el esfuerzo hacia donde está el señor (Hugo Chávez)", dice Barroso, según la grabación.

Miembros del gobierno señalaron a ciertos sectores de la oposición y a dueños de medios de comunicación privados venezolanos de ser responsables de estos intentos de desestabilizar el país.

Uno de los acusados directamente, Miguel Henrique Otero, editor del diario El Nacional y miembro del movimiento opositor 2-D, consideró que probablemente la grabación sea un "montaje" del Ejecutivo, que trata de crear "una cortina de humo" para tapar el escándalo del llamado juicio del maletín, que se celebra en Miami y salpica al gobierno venezolano.

"Jamás seríamos cómplices de estas cosas (...) El país conoce nuestra vocación democrática porque ha sido puesta a prueba en esta trayectoria que hemos recorrido y en lo que falta de recorrer", declaró por su parte Ismael García, diputado del partido Podemos (disidente del chavismo).

Contenido patrocinado

Otras noticias