Global

Tres chinos compran por error residuos nucleares pensando que era un "tesoro"

En un viaje hace dos años a la vecina Kirguizistán, los tres vecinos de la ciudad de Aksu descubrieron la piedra, de 275 kilos, y la compraron por 2.000 dólares (unos 1.400 euros), para revenderla en China.

En enero de este año, decidieron llevar un trozo de la piedra a Pekín para que fuera analizado por expertos, y éstos, al descubrir que se trataba de material radiactivo, llamaron a la policía. Las autoridades han decidido no procesar a los tres mercaderes, al entender que ninguno de ellos sabía de la verdadera naturaleza de la "piedra brillante" que habían comprado.

Milagrosamente, los tres han mostrado un perfecto estado de salud en los exámenes médicos a los que han sido sometidos tras el incidente.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin