Global

Djokovic devuelve el sol al Roland Garros de la lluvia

Marcada por las lluvias torrenciales que paralizaron el tenis durante casi 48 horas, la edición 2016 de Roland Garros será también recordada por los primeros títulos de Garbiñe Muguruza y Novak Djokovic, por fin coronado en París bajo los primeros rayos de sol en 10 días.

En el torneo de las desgracias, París se quedó sin varios de sus ídolos antes de lo previsto. Gael Monfils, el preferido de la grada en su ciudad, y el legendario Roger Federer fueron baja por lesión antes de comenzar.

Pero la bomba informativa llegó en tercera ronda. Tras arrasar en sus dos primeros partidos Rafael Nadal convocó una rueda de prensa y anunció su retirada debido a una lesión en la muñeca izquierda.

- Cancelaciones y aplazamientos -

También fue dramática la salida de Jo-Wilfried Tsonga, en tercera ronda cuando ganaba al letón Ernests Gulbis. Una lesión le obligó a abandonar la central entre lágrimas al semifinalista de la pasada edición.

Tras las bajas llegó el mal tiempo. Lluvia, frío, viento y un manto de nubes que provocaron que entre martes -primera jornada sin partido desde hace 16 años- y miércoles únicamente se jugaran dos horas.

Además los tenistas saltaron a la pista bajo la lluvia, lo que provocó su indignación y la de los espectadores, que pagaron por ver un rato de tenis bajo la lluvia sin posibilidad de recuperar su dinero (a partir de dos horas de juego no se devuelve el importe).

Las condiciones pusieron de manifiesto la necesidad de contar con pistas que tengan techo, como a partir de este año tienen el resto de Grand Slams del circuito.

Pero el techo retráctil de la central no estará listo mínimo hasta 2020, debido al conflicto entre la Federación Francesa de Tenis (FFT) y las asociaciones de defensa del patrimonio, que buscan proteger el Jardín de Auteuil.

Los aplazamientos provocaron que el viernes -día en que normalmente se juega en la Philippe Chatrier- se pudieran ver las semifinales de Djokovic y Muguruza en la pista Suzanne Lenglen por 11 dólares.

Al final, la lluvia respetó el cierre del torneo, que concluyó a lo grande con las primeras victorias de Muguruza y Djokovic.

Con Serena Williams camino de los 35 años y Maria Sharapova suspendida provisionalmente por dopaje, la WTA necesita nuevas estrellas.

- Muguruza y Djokovic, primer título -

Garbiñe Muguruza demostró el sábado, en un excelente partido, que puede ser la jugadora que tome el relevo. Derrotó a Serena utilizando sus armas, algo que pocas pueden presumir de haberlo logrado ante la que es para muchos la mejor tenista de la historia.

A sus 22 años el lunes ascenderá del cuarto al segundo puesto de la clasificación mundial. En Wimbledon intentará cobrarse la revancha de la final del año pasado, cuando perdió ante Serena en su bautizo en una final de un grande.

Para el domingo quedó el postre. Djokovic, que durante el torneo se había convertido en el primer tenista en superar los 100 millones de dólares en ganancias, dio el paso definitivo en París y tras tres finales perdidas logró el título.

Completó el Grand Slam y se llevó un cheque de 2 millones de euros tras batir en la final al escocés Andy Murray.

Sostenido por el público, que coreó su nombre durante todo el partido, el serbio se unió al club de los jugadores con todos los grandes: Donald Budge, Rod Laver, Fred Perry, Roy Emerson, Andre Agassi, Roger Federer y Rafael Nadal.

"Quizás es el momento más grande de mi carrera, el sol sale ahora después de diez días de lluvia", dijo en francés nada más acabar. Un bonito cierre para el Roland Garros de los chaparrones.

pm/mcd

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin