Buscar

Rousseff trabaja para escapar al impeachment y no descarta nuevas elecciones

AFP
15/06/2016 - 0:27 | 08:20 - 15/06/16
  • Roussef ha sido suspendida de su cargo y reemplazada por Michel Temer
Dilma Rousseff. Imagen: Reuters

La presidenta brasileña Dilma Rousseff negocia personalmente un pacto político que le permita escapar al 'impeachment' y no descartó celebrar nuevas elecciones si la población quiere cambiar el sistema partidario actual, al que considera "exhausto".

Suspendida de su cargo y reemplazada por su vicepresidente Michel Temer, con quien está agriamente enfrentada, Rousseff dijo que dará a conocer la iniciativa en una carta que aún no tiene fecha de divulgación.

"Si tiene que haber nuevas elecciones siempre estaré a favor. Solo hay que considerar una cosa: no habrá democracia si mi mandato no es restablecido. Para que pueda haber cualquier tipo de proceso tiene que ser restablecido mi mandato y ahí se podrá consultar a la población y ver qué se hace", dijo este martes.

"La única forma de interrumpir el mandato de un presidente es si el pueblo brasileño así lo quiere a través de un plebiscito", añadió en un encuentro con corresponsales extranjeros en Brasilia.

Altamente impopular, sitiada por una profunda crisis económica y con su Partido de los Trabajadores ametrallado de acusaciones de corrupción ligadas a una red de sobornos en Petrobras, Rousseff dijo que conversa personalmente con políticos y dirigentes de la sociedad civil para lanzar un amplio acuerdo que le permita recuperar su cargo y renovar el acuerdo democrático, que, dice, fue quebrado con el juicio político en su contra.

La mandataria está siendo juzgada por el Senado, acusada de haber manipulado las cuentas públicas y autorizar gastos sin la venia del Congreso en 2014, año de su reelección, y a inicios de 2015.

El calendario previsto marca que su sentencia se conocerá a mediados de agosto. Si es hallada culpable perderá su cargo y quedará inhabilitada políticamente por ocho años.

Para salvarse, necesita 28 de los 81 votos posibles, seis más de los que obtuvo el mes pasado cuando fue separada de su cargo al ser admitido el 'impeachment'.

Encontrar esos apoyos no parece fácil. A lo largo del año y medio de su segundo mandato Rousseff no se anotó una sola victoria política de peso, pero afirma que el tiempo y las recientes revelaciones que enlodaron al gobierno de Temer con el caso Petrobras están de su lado.

Temer perdió dos ministros en sus primeros 15 días por la divulgación de un audio oculto que sugirió que pretendían obstaculizar la investigación. "Los senadores tendrán nuevos motivos para evaluar", afirmó. "Van a aparecer más cosas, estoy segura".

Comentarios 0