Buscar

Courtois quiere vengarse de Bale dos años después de la espina de Lisboa

AFP
30/06/2016 - 11:15

El portero de Bélgica Thibaut Courtois tendrá una oportunidad de oro para vengar aquella dolorosa derrota que arrastra desde la final de la Liga de Campeones en 2014, cuando jugando para el Atlético Madrid sufrió un gol del galés de Gareth Bale que encarriló el título europeo del Real Madrid.

La venganza es un plato que se saborea frío y han pasado ya más de dos años para Courtois, hoy en el arco del Chelsea, pero con la posibilidad de amargar a Bale en el duelo de cuartos de final de la Eurocopa-2016, el viernes en Lille.

Courtois recuerda bien aquella final del derbi madrileño en Lisboa. Su equipo dirigido por Diego Simeone ganaba 1-0 con gol del central uruguayo Diego Godín. La Orejona estaba al alcance de la mano cuando en tiempo de descuento (90+3) el defensor Sergio Ramos lo venció con un cabezazo que mandó el partido al alargue.

En los treinta de prórroga, el Atleti cedió. Bale puso el 2-1 en el minuto 110 y derrumbó el sueño del belga y su equipo, que luego encajó los tantos del brasileño Marcelo y Cristiano Ronaldo para el 4-1 definitivo, que dio la 'Décima' al merengue.

"El Real Madrid fue mejor. Esto es fútbol y, si marcan en el 93, no queda otra que aceptarlo", dijo resignado el arquero, dos veces premio Zamora al arquero menos goleado de la Liga española con el Atlético de Madrid antes de irse a Londres.

Esa temporada, Courtois había estado increíble, con la consecución del premio al Mejor Deportista de Bélgica que por primera vez logró un futbolista en su país.

Sin embargo, Bale lo había despojado del trofeo más prestigioso que puede perseguir un futbolista en un club.

- Revancha fallida en Cardiff -

Por eso vivió de forma especial los duelos por eliminatorias europeas para Francia-2016, cuando Bélgica y Gales quedaron encuadrados en el mismo grupo.

Pero la oportunidad de tomarse revancha se desvaneció por duplicado. Primero cuando jugaron en casa y empataron 0-0. Y después aquel partido en el Millennium de Cardiff. "No es sólo Bale contra Courtois", decía el portero en la previa. Pero los Dragones ganaron 1-0 con tanto de... Bale.

"Fue mi gol más importante con la camiseta de Gales, con seguridad, especialmente por el momento en que se dio en la campaña", reconoció el atacante del Real Madrid. "Fue un gol importante para mí personalmente en mi partido número 50, y obviamente para el equipo que entendió que podía derrotar a los grandes equipos", remarcó.

Para Courtois era una doble espina clavada y ahora puede sentir que ha dejado agrandar al monstruo él mismo. Por eso, tiene la ocasión ideal para enterrar ese fantasma que le persigue desde Lisboa.

La prensa belga se ha hecho eco del asunto, pero confía en gigante de 1,99 metros, con actuaciones impecables desde el debut fallido ante Italia (derrota 2-0), en la primera fase.

"Donde otros arqueros de gran nivel como David De Gea o Joe Hart han fallado con enormes consecuencias, Thibaut Courtois muestra la confianza de un guardameta de máximo nivel", escribió el Het Laatste Nieuws.

"El portero de 24 años lleva tres partidos seguidos sin encajar ningún gol y eso también es algo importante para la línea defensiva, que sabe que tiene un gran portero detrás de ellos", añadió.

En medio de severas críticas de la prensa belga hacia la plantilla de los Diablos Rojos, Courtois gana en elogios, aunque su principal objetivo es abrochar el boleto a semifinales de la Eurocopa, para de paso amargar de una vez por todas a un tal Gareth Bale.

bur/gv/dr