Global

Condenado a cinco años de cárcel el líder del segundo mayor sindicato surcoreano

El secretario general del la Confederación Coreana de Sindicatos, Han Sang Gyun, ha sido condenado este lunes a cinco años de prisión por los disturbios durante las manifestaciones del pasado mes de noviembre y otros incidentes en manifestaciones entre 2012 y 2015. Han era además secretario general del sindicato de Ssangyong Motor.

SEÚL, 4 (EUROPA PRESS)

El Tribunal del Distrito Central de Seúl ha emitido la sentencia, en la que se declara a Han culpable de orquestar la violencia del 14 de noviembre pasado, cuando decenas de miles de manifestantes salieron a las calles del centro de Seúl para protestar contra los cambios en los libros de texto y la reforma laboral.

Las protestas derivaron en incidentes violentos con grupos de manifestantes armados con barras de metal. La Policía empleó cañones de agua. La sentencia incluye además una multa de 500.000 wones (unos 389 euros), informa la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El pliego de cargos incluía delitos como instigación a la violencia, obstrucción del trabajo de la autoridad y daño a la propiedad pública. Así, la sentencia considera Han responsable de las heridas y lesiones sufridas por 76 agentes de la Policía y de los daños infligidos a 43 autobuses policiales. Además, es considerado responsable de ocupación ilegal de la vía pública.

"Algunos manifestantes intentaron volcar los autobuses con cuerdas e incluso utilizaron barras de metal contra los policías. El acusado participó en la preparación y distribución de material como cuerdas y escaleras para superar las barricadas de autobuses", explica el tribunal.

Así, el tribunal ha desestimado el argumento de la defensa, que alegaba que fue primero la Policía la que empleó las barricadas y cañones de agua para reprimir la manifestación. Uno de los manifestantes continúa aún en estado crítico tras recibir el impacto de un cañón de agua de la Policía.

En respuesta, el tribunal considera que el cañón de agua se utilizó de forma inapropiada, pero que ello no implica que el uso de cañones de agua fuera ilegal. La decisión fue muy criticada por unos 200 sindicalistas y simpatizantes congregados en la sala.

"Seguiremos nuestra lucha para garantizar la libertad de reunión", han asegurado en una rueda de prensa posterior cerca del tribunal. Además, han anunciado la convocatoria de nuevas manifestaciones para este mismo mes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin