Global

Bolivia pide no desanimarse por nuevo cuadro político en América del Sur

Bolivia exhortó este lunes a no caer en desánimo por la nueva situación política en países como Argentina, Brasil y Venezuela y desestimó que tenga efecto negativo en los bloques regionales como Unasur y el Alba, aupados como escenarios contestatarios a Estados Unidos y la OEA.

"No tenemos que desanimarnos, no tenemos que desmayar, no tenemos que desalentarnos, tenemos que seguir trabajando la esperanza, tenemos que seguir trabajando la unidad, nuestros pueblos quieren que nosotros trabajemos la unidad", afirmó a la AFP el canciller David Choquehuanca.

El jefe de la diplomacia boliviana hizo una evaluación sobre la situación política en la región, con países con conflictos y virajes ideológicos: la destitución de Dilma Rousseff en Brasil, la campaña de la oposición venezolana para revocar a Nicolás Maduro y el recambio en Argentina que logró Mauricio Macri en desmedro del kirchnerismo.

"No nos tiene que asustar, nos tiene que reflexionar, nos tiene que llamar la atención", señaló el canciller, quien destacó los escenarios políticos que cumplen los bloques como Unasur y Alba, apoyadas con entusiasmo por Bolivia, Ecuador y Venezuela.

El Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) nació al influjo del finado presidente venezolano Hugo Chávez y en los últimos días varios de sus miembros, como Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Venezuela, condenaron la destitución de la brasileña Rousseff.

Casi los mismos países, en consonancia con Brasil y Argentina, apuntalaron Unasur, como un bloque político que junto a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), le hicieran contrapeso a los Estados Unidos y a la Organización de Estados Americanos.

"Desde luego nos preocupa a nosotros lo que está pasando en Brasil, nos preocupa lo que está pasando en Venezuela, nos preocupa lo que está pasando en Argentina", señaló Choquehuanca, en relación a las diversas protestas populares.

Pronosticó que a pesar de ese escenario, los movimientos sociales tendrán un rol gravitante en un eventual nuevo cambio del escenario político en países como Argentina y Brasil.

"A veces nuestros pueblos tardan en reaccionar, pero nuestros pueblos ya están organizados, los presidentes, como (Luiz Inácio) Lula (da Silva), como (Néstor) Kirchner, como Cristina (Kirchner), han organizado a sus movimientos sociales, estos movimientos sociales están organizados", indicó.

Bolivia y su presidente Evo Morales -manifestó- seguirán apoyando procesos de integración y el rol de los movimientos populares en las decisiones públicas.

jac/rb/lp

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin