Global

Cristiano Ronaldo, indispensable en el Real Madrid cueste lo que cueste

Más de 200 millones de aficionados en las redes sociales, un rendimiento deportivo excepcional... Cristiano Ronaldo sigue siendo el emblema del Real Madrid, con el que amplió su contrato hasta 2021.

"Con el nuevo contrato" firmado por el astro portugués, en el Real Madrid desde 2009, el conjunto blanco "se asegura la exclusividad", estima Lionel Maltese, profesor en el Kedge Business School y especialista en marketing deportivo. "Con él se gana más años de visibilidad internacional".

Por contra, "perder a Ronaldo descapitalizaría al club", prosigue.

Sean cuales sean los nuevos emolumentos del jugador, la permanencia de CR7 en el efectivo merengue será un excelente negocio para el Real Madrid, el club más rico del mundo con 577 millones de euros de ingresos en 2015, según la consultora Deloitte.

"Con las ventas de camisetas, el fichaje de Ronaldo fue rentabilizado en dos o tres años", señala el economista Bastien Drut. Lo mismo ocurrirá con la prolongación de su contrato.

Si bien no es el jugador que más ventas de ropa textil genera (su gran rival Lionel Messi domina el mercado con cerca de 2 millones de camisetas del Barça vendidas con su nombre impreso cada año, según el despacho Euromericas), Ronaldo genera a la marca Adidas y al Real Madrid entre un millón y un millón y medio de ventas al año, lo que supone unos ingresos de 100 millones de euros. Ello pese a que a título individual publicita a la firma Nike.

Una cantidad excepcional en todo caso para un equipo pionero en la explotación del merchandising deportivo.

- Permanecer hasta el nuevo Bernabéu -

Con sus abdominales de acero, su sonrisa seductora, y su presencia planetaria en las redes sociales (117 millones de seguidores en Facebook y 48 millones en Twitter, y 81 millones de Instagram), el triple Balón de Oro es, a sus 31 años, uno de los escasos 'jugadores-marca', capaz de dar "un valor añadido en términos económicos" a su club, según Lionel Maltese.

Como el francés Paul Pogba, quien no por casualidad, superó un nuevo récord con su traspaso de la Juventus al Mánchester United (105 millones de euros), pese a que no cuajó una gran Eurocopa con Francia.

Con más prestaciones sobre el terreno de juego que el inglés David Beckham, el prototipo de jugador-anuncio, el campeón de Europa portugués sabe administrar su imagen. "Beckham vendió su imagen por todos sitios", indica Maltese.

"En el imaginario colectivo Ronaldo está asociado al Real Madrid, como Zidane. Es indispensable". Y no sólo porque desde hace siete años anote una media de más de un gol por partido.

Más allá de todo eso, la coyuntura en España hace que retener a Cristiano sea aún más necesario para el club de la capital: para empezar para la renegociación de los derechos de televisión (2019-2022), cuyo reparto se basa en las audiencias y en los resultados deportivos, pero también en que sea el emblema del estreno del nuevo estadio Santiago Bernabéu, cuyos trabajos podrían concluir en 2020.

El nuevo recinto, con un precio estimado en 400 millones de euros, "revolucionará el negocio del fútbol", cree Lionel Maltese. "No tener a Cristiano Ronaldo, el icono del Real Madrid de la última década, en el nuevo estadio, hubiera sido un gran error".

cha/pr/lrb/iga/mcd

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin