Global

El Mundial de Clubes, próxima parada de la marcha triunfal de Zidane

En un año, Zinedine Zidane ha ganado una Liga de Campeones y una Supercopa de Europa al frente del Real Madrid y ahora llega el Mundial de Clubes donde el técnico francés puede seguir aumentando su palmarés y su crédito.

"Zinedine Zidane, el hombre que ha logrado en once meses que el Real Madrid levante una 'Champions' y una Supercopa de Europa, que gane el derbi y que vuelva a ser el equipo que era en el Camp Nou", afirmaba hace una semana el rotativo deportivo madrileño Marca.

Su recorrido desde que sustituyó a Rafael Benítez en el banquillo blanco el pasado 4 de enero no puede ser mejor: sólo dos derrotas en 51 partidos, por 37 victorias y 11 empates. La victoria este sábado ante el Deportivo de la Coruña, además, supone el récord de imbatibilidad en la historia del club, con 35 partidos sin perder.

La última derrota del técnico francés, de 44 años, se remonta al mes de abril pasado cuando el Madrid cayó ante el Wolfsburgo en cuartos de final de la Liga de Campeones (2-0), aunque remontó la eliminatoria para acabar levantando la Undécima en Milán.

"La verdad es que su cifras son espectaculares", afirmaba la pasada semana el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quien lo trajo al equipo blanco como jugador (2001-2006) como uno de los famosos 'galácticos' y quien confió en él para el banquillo merengue.

"Aparte que trabaja muy bien desde el punto de vista profesional, tiene esta autoridad sobre los jugadores porque ha sido un grande. Cuando dice las cosas, habla con los jugadores, tiene el reconocimiento y la autoridad que hay que tener", recordó el presidente blanco.

- Equipo de calidad -

El técnico francés, que heredó un conjunto desarticulado de Benítez, ha logrado armar un bloque compacto.

"Este equipo con tanta calidad, con tantos jugadores de nivel mundial, si juega como un equipo, si pone todo en el campo, es muy difícil ganarnos", recordaba el centrocampista Luka Modric, una de las piezas fundamentales para Zidane, tras el empate frente al Barcelona (1-1) el 3 de diciembre en Liga.

La racha positiva de los blancos "no es casualidad", añadía, en referencia tanto al trabajo del equipo como del técnico, al que su buen hacer le ha valido estar nominado al mejor entrenador del año por la FIFA.

Zidane, que llegó al banquillo con la única experiencia de su año y medio al frente del filial y su etapa como asistente de Carlo Ancelotti, ha ido mostrando sus capacidades con el paso de los partidos.

Se ha mostrado acertado en la elección de sus dibujos en partidos claves como el derbi contra el Atlético de Madrid (3-0) o frente al Barcelona con un 4-4-2 más sólido y creativo que sus rivales.

- Todo cambió con Zizou -

En el aspecto físico, Zidane no dudó en apelar al preparador italiano Antonio Pintus, reputado por su firmeza, y parece que ha dado resultado: el equipo trabaja y corre hasta el último minuto.

Además, ha sabido lidiar con bajas de hombres como Sergio Ramos, Gareth Bale, Toni Kroos o Casemiro dando cada vez más minutos a jóvenes y canteranos como Lucas Vázquez, Marco Asensio o Nacho, aunque reconoce que en la delantera, salvo que se vea obligado por las circunstancias, la "BBC" (Bale, Benzema, Cristiano) es inamovible.

"Los tres son los mejores, pero como los demás, a lo mejor ellos un poco más por su historia, por lo que han hecho, pero para mí no es importante, es importante el grupo", explicaba Zidane, insistiendo en que si los tres están bien "van a jugar más".

"Todo cambió con la llegada de 'Zizou'. Fue clave y muchas de las cosas del equipo mejoraron", decía en agosto pasado Cristiano Ronaldo a los medios de la UEFA.

Un cambio que sigue dando resultados y que tras la Liga de Campeones, este año apunta al gran objetivo de la Liga española, un título que el Real Madrid no gana desde 2012 y del que el técnico se quedó a un punto el pasado año.

En esta temporada, no ha podido empezar con mejor pie encabezando la competición de forma destacada con seis puntos sobre el Barcelona, el segundo clasificado.

En Japón, Zidane puede seguir acumulando títulos, récords... y crédito como entrenador.

gr/mcd/iga

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin