Buscar

Un asiento con pene en el metro para denunciar el acoso sexual a las mujeres

28/03/2017 - 13:35
  • La campaña anónima señala que nueve de cada 10 mujeres lo sufren en México
  • "Es molesto pero no se compara con la violencia sexual que sufren", dice
  • A nivel global, un tercio de las mujeres han sufrido violencia física o sexual
Más noticias sobre:

La idea es que aquel hombre que se siente se incomode para que se haga una idea lejana de lo que experimentan las mujeres que son acosadas sexualmente en los viajes en metro por quienes se aprovechan del poco espacio para arrimar su miembro.

"Es molesto viajar aquí pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en sus traslados", dice una placa colocada a los pies del asiento reservado para hombres que simula un cuerpo masculino desnudo y que ha sido colocado en un vagón del metro de Ciudad de México. Las reacciones, grabadas con una cámara oculta, muestran el desagrado en la cara de las personas que lo ven y la indignación entre los que sin darse cuenta se llegan a sentar.

La campaña, de momento anónima, señala que nueve de cada 10 mujeres han sufrido este tipo de violencia sexual en el transporte público. Según un estudio publicado por BBC Mundo en 2016, la cifra es del 65%. En México, el metro cuenta desde 2008 con vagones específicos para mujeres y desde abril de 2016 los hombres que accedan a los 'vagones rosas' se arriesgan a una multa de entre 1.500 y 2.100 pesos o a un arresto de entre 25 y 36 horas.

Una de las denuncias que más repercusión tuvo en este ámbito fue la de Ninde, una joven de 24 años a la que un hombre eyaculó en el pantalón durante un viaje en el metro de Ciudad de México. En un tuit con la imagen del pantalón manchado, la mujer mexicana citó a Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de Ciudad de México, a quien se pidió explicaciones en esa misma res social sobre la efectividad de las medidas de seguridad para las mujeres.

A nivel global y según datos de la ONU, un tercio de las mujeres han sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida y una de cada 10 niñas ha sido violada o ha sufrido abusos sexuales.

Además, la ONG Equality Now señaló en un informe la impunidad como uno de los principales problemas para acabar con la lacra en el mundo. "A menos que los gobiernes reformen sus leyes sobre la violación y los abusos sexuales y las implementen de manera efectiva, no creo que veamos una disminución de los abusos contra las mujeres y las niñas en todo el mundo", alertó su directora Yasmeen Hassan.

Comentarios 0