Global

Más de 100 muertos y 400 heridos en un ataque químico en el norte de Siria

  • Algunos de los heridos presentaban espasmos y echaban espuma por la boca
  • El Gobierno de Bashar al Assad y Rusia han negado cualquier implicación
  • El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos les atribuye el ataque

Al menos 100 personas han muerto y unas 400 han sido atendidas con síntomas de asfixia tras un supuesto ataque químico perpetrado este martes cerca de la localidad siria Jan Sheijun, en el sur de la provincia septentrional de Idleb, según datos de la Unión de Organizaciones de Asistencia Médica y de Socorro (UOSSM). El ataque con armas químicas se considera crimen de guerra, como se recoge en los Convenios de Ginebra, pilares normativos del Derecho Internacional Humanitario que regula los conflictos armados internacionales para evitar daños a las partes no participantes en los combates, esto es, población y bienes civiles.

La UOSSM ha informado del nuevo balance en un comunicado en el que ha dado cuenta de "más de 40 ataques desde las 6.30" (hora local). La organización, con efectivos sobre el terreno, ha advertido de los numerosos casos de "ahogamiento y asfixia" y ha confirmado que entre los objetivos alcanzados figura un hospital.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, aviones que ha identificado como de la Fuerza Aérea de Siria o Rusia han efectuado un bombardeo sobre esa localidad de Jan Sheijun, en manos de las fuerzas rebeldes. Pero Gobierno de Bashar al Assad y Rusia han negado cualquier implicación en el ataque.  

Condena internacional 

La Casa Blanca ha responsabilizado este martes al régimen de Bashar al Assad del ataque con armas químicas registrado en la provincia de Idlib y en el que habrían muerto un centenar de personas y ha sostenido que se trata de un incidente "reprensible y que no puede ser ignorado por el mundo civilizado".

La comisión internacional autorizada por la ONU para analizar la posible comisión de crímenes de guerra en Siria ha condenado "en los términos más rotundos" los ataques de este martes y ha considerado "extremadamente preocupantes" las informaciones relativas al posible uso de materiales químicos.

La comisión "está investigando actualmente las circunstancias que rodean este ataque", ya que tanto el bombardeo "deliberado" de la población civil como el uso de armas químicas "constituyen crímenes de guerra y graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario". En este sentido, ha subrayado la necesidad de que también lo analice la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas.

Para la comisión, liderada por el brasileño Paulo Pinheiro y vinculada al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, "es imperativo que los responsables de estos ataque sean identificados y juzgados".

Francia ha solicitado este martes una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar este ataque. El máximo organismo de la ONU se reunirá este miércoles a las 15.00 hora española.. 

Los síntomas

La ONG, que citó fuentes médicas y activistas, apuntó que algunos de los heridos en el ataque perpetrado por aviones no identificados presentaban síntomas de asfixia, vómitos y dificultades para respirar. El Observatorio no descartó que el número de fallecidos aumente porque hay heridos en estado grave.

La rama de la Defensa Civil Siria en Idleb, integrada por voluntarios que prestan labores de rescate en áreas fuera del control del Gobierno, informó en su página de Facebook de que por el momento los médicos no han podido identificar el tipo de gases con los que se atacó Jan Shijún.

En los últimos días se han registrado varios supuestos bombardeos con gases en el norte de Siria.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin