Buscar

Kabila, Kagame y Ban Ki-moon irán a cumbre en Kenia sobre crisis en la RDC

AFP
5/11/2008 - 17:01

Los presidentes de la República Democrática del Congo y de Ruanda, dos países fronterizos con relaciones tensas, participarán el viernes en Nairobi en una cumbre internacional sobre la crisis en el este de la RDC, bajo la égida del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Esta cumbre estará "dedicada a los combates" en el este de la RDC y a las soluciones para intentar "resolver esta crisis", anunció el miércoles el ministro keniano de Relaciones Exteriores, Moses Wetangula.

El consejero político y diplomático del presidente congoleño Joseph Kabila confirmó la presencia del jefe de Estado de la RDC en la cumbre de Nairobi.

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, considerado figura clave en la región, quien confirmó su viaje a Kenia, criticó la "debilidad" de la comunidad internacional en esta crisis.

La ONU estará representada por Ban Ki-moon, anunció el miércoles en Goma, capital de Kivu Norte -donde la situación es crítica- el jefe de las misiones de paz de Naciones Unidas, Alain Le Roy, de gira por el este congoleño.

También asistirán los presidentes de la Unión Africana (UA), de Kenia, Uganda, Tanzania, Burundi y Sudáfrica, precisó Wetangula.

Los enfrentamientos entre la rebelión del depuesto general tutsi congoleño Laurent Nkunda, que lidera el Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), y el ejército regular congoleño se reanudaron a fines de agosto en Kivu Norte, fronteriza con Ruanda. Goma está rodeada por los rebeldes, desde el 29 de octubre.

Le Roy recordó que los refuerzos de la Misión de la ONU en la RDC (MONUC) llegaron a Goma, donde está presente un millar de cascos azules, pero no precisó su cantidad.

Aseguró que "en caso de que los grupos armados tengan intenciones de entrar en Goma, (los cascos azules) tienen orden de disparar".

Las relaciones entre Ruanda y la RDC son tensas desde el genocidio de 1994 en Ruanda, que según la ONU causó un millón de muertos.

Kinshasa acusa a Kigali de apoyar a los rebeldes de Nkunda, lo que Ruanda desmiente. Kigali exige desde hace años el desarme de los rebeldes hutus ruandeses que integran las Fuerzas Democráticas de Liberación de Ruanda (FDLR) en el Congo.

Ruanda intervino oficialmente en dos ocasiones en la RDC donde apoyó a los rebeldes y, según la ONU, participó en el saqueo de los recursos de este inmenso país con un subsuelo rico en minerales.

Nkunda, que desmiente el apoyo de Ruanda, donde el poder está controlado por los tutsis, se presenta como un defensor de la comunidad tutsi congoleña.

En el terreno, los rebeldes de Nkunda y milicias progubernamentales de los Mai Mai -grupos locales de autodefensa- se enfrentaban el miércoles por la mañana a la altura de Rutshuru, en el este, por segundo día consecutivo, según fuentes concordantes.

"Los combates se reanudaron a las 04H00 locales (02H00 GMT), y tienen lugar a la altura del hospital general de la ciudad de Rutshuru", a 75 km al norte de Goma, capital de la provincia de Kivu Norte, declaró a la AFP el portavoz militar de los grupos Mai Mai de Kivu Norte, Didier Bitaki.

Una fuente militar de la MONUC que pidió el anonimato confirmó a la AFP la reanudación de los combates.

Según un periodista de la AFP, los combatientes de Nkunda controlaban puntos claves en Rutshuru, donde tiene una base la MONUC con 300 cascos azules uruguayos e indios.

Cerca de allí miles de habitantes huyeron de Kiwanja, constató la AFP.

El primer ministro de la RDC, Adolphe Muzito, de gira por el este del país, visitará el miércoles dos campos de desplazados alrededor de Goma.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) afirman estar distribuyendo ayuda alimentaria a más de 135.000 personas desplazadas por los combates.

La situación humanitaria es catastrófica en Kivu Norte, donde más de un millón de personas abandonaron sus hogares, según el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

bur-lp/mc/jms/gc/erl