Global

Bruselas busca frenar tráfico de obras de arte en lucha contra terrorismo

La Comisión Europea busca impedir, mediante una serie de propuestas presentadas este jueves, la importación ilegal a la UE de obras de arte de más de 250 años de antigüedad, una de las fuentes de financiación de "grupos terroristas" como el yihadista Estado Islámico (EI).

"El dinero es el motor de la guerra para los terroristas que atacan nuestro continente o que combaten en Irak y Siria", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

El responsable europeo llamó así a "cerrar las fuentes de financiación [de los terroristas], empezando por el tráfico de objetos robados en esos países", por la "seguridad" de la Unión Europea (UE).

Las propuestas del ejecutivo comunitario, que deben aprobar ahora los 28 países del bloque y la Eurocámara, prevén reforzar la obligación para los importadores, como museos o coleccionistas privados, de declarar las obras adquiridas en las aduanas.

Los bienes culturales con mayor riesgo, como los objetos arqueológicos o libros antiguos, deberán contar con una licencia de importación otorgada por las autoridades europeas antes de cualquier envío hacia el bloque, según el plan desvelado.

Bruselas quiere mejorar además el sistema de seguimiento de las obras de arte, dotándolas de un documento de identidad, y otorgar a las aduanas el poder de incautar bienes culturales cuando no se pueda demostrar que se trata de una importación legal.

Las diferentes autoridades nacionales serán las responsables de fijar y aplicar las sanciones a los importadores, en caso de incumplimiento de esta normativa si finalmente es aprobada.

En los últimos años, la organización yihadista Estado Islámico (EI) ha convertido el tráfico de obras de arte de la antigua Mesopotamia en una fuente de ingresos, junto el tráfico de petróleo y los secuestros, según Naciones Unidas.

La Comisión dijo que el mercado mundial de arte y antigüedades representó unos 56.000 millones de euros (62.000 millones de dólares) en 2016, de los cuales 19.000 millones de euros en Europa.

Y, según un estudio citado por el ejecutivo comunitario, el tráfico ilegal podría alcanzar hasta los 6.000 millones de dólares anuales, un monto sólo por debajo de los generados por el tráfico de armas o el narcotráfico.

tjc/age

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin