Global

Un tribunal condena a 440 personas a penas de cárcel por los incidentes de 2013 en la mezquita Al Fatá

Un tribunal de Egipto ha condenado este lunes a 440 personas a diversas penas de cárcel, incluidas cadenas perpetuas, por los enfrentamientos registrados en agosto de 2013 entre las fuerzas de seguridad y seguidores del derrocado presidente Mohamed Mursi cerca de la mezquita cairota de Al Fatá, que se saldaron con 44 muertos.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El tribunal ha condenado a 43 de los 492 acusados a cadena perpetua --que en Egipto es equivalente a 25 años de cárcel--, mientras que 397 han recibido sentencias de entre cinco y 15 años de cárcel.

Entre los condenados figura el ciudadano egipcio-estadounidense Ahmed Etiwi, quien ha sido condenado a cinco años de prisión.

Por otra parte, 52 de los acusados han sido absueltos, entre ellos el ciudadano egipcio-irlandés Ibrahim Halawa, hijo de un alto cargo de la organización islamista Hermanos Musulmanes.

Halawa tenía 17 años cuando fue arrestado junto a sus tres hermanas días después de los incidentes y, si bien sus hermanas fueron liberadas en noviembre de ese año, él ha permanecido encarcelado desde entonces. Sus hermanas también han sido absueltas.

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, ha aplaudido la absolución de Halawa, expresando su deseo de que "sea liberado lo antes posible para que pueda volver a casa con su familia", según ha informado el diario irlandés 'The Independent'.

Las autoridades presentaron cargos por asesinato, intento de asesinato, ataques contra las fuerzas de seguridad y vandalismo, contra los acusados. Los veredictos pueden ser apelados.

Cientos de personas, en su mayoría seguidores de Hermanos Musulmanes, se atrincheraron en la mezquita --que estaba siendo utilizada como hospital tras el desalojo de dos sentadas en apoyo a Mursi por parte de las fuerzas de seguridad--, y las fuerzas de seguridad entraron a la fuerza para desalojarlas.

Los asaltos contra las acampadas en las plazas cairotas de Rabaa al Adawiya y Nahda en protesta por el golpe de Estado contra el entonces presidente electo se saldaron con la muerte de al menos 1.150 personas, según datos de la ONG Human Rights Watch (HRW), si bien el Gobierno solo reconoce alrededor de 900.

El Gobierno de Abdelfatá al Sisi, que accedió al poder tras imponerse sin apenas oposición en las presidenciales celebradas meses después del derrocamiento de Mursi, ha lanzado una campaña contra Hermanos Musulmanes y los grupos revolucionarios que encabezaron las protestas que provocaron la caída del régimen de Hosni Mubarak en 2011.

Las nuevas autoridades declararon a Hermanos Musulmanes como una organización terrorista, incrementando su presión contra el grupo y sus miembros.

La campaña, dirigida también contra activistas opositores, se ha saldado por el momento con miles de encarcelados y condenados por diversos cargos en juicios que han sido denunciados por las ONG internacionales por su falta de transparencia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin