Global

La OTAN acoge fríamente Premio Nobel de la Paz a ICAN

La OTAN celebró este viernes la concesión del Premio Nobel de la Paz a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), si bien advirtió que el tratado aprobado recientemente en Naciones Unidas para prohibirlas podría "socavar" los progresos en la no proliferación.

"La OTAN está comprometida en preservar la paz y crear las condiciones para un mundo sin armas nucleares", indicó la Alianza Atlántica en un comunicado, expresando su "satisfacción por la atención dada a esta cuestión por el Comité del Nobel" tras el premio concedido a la ICAN.

Sin embargo, esta organización, que acoge en su seno a varias de las principales potencias nucleares como Estados Unidos o Reino Unido, alertó que el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, adoptado a mediados de 2017 por la ONU, "no nos acerca más a la meta de un mundo sin armas nucleares".

"De hecho, corre el riesgo de socavar los progresos que hemos logrado a lo largo de los años en materia de desarme y de no proliferación", agregó la Alianza Atlántica, en referencia al Tratado de No Proliferación Nuclear de 1968 que responsabiliza a los Estados de la reducción de sus arsenales.

Para la organización liderada por el noruego Jens Stoltenberg, el tratado de 1968, firmado por todos los miembros de la Alianza, es la "piedra angular" de los esfuerzos internacionales, como demuestra, en su opinión, la reducción "drástica" de estas por los aliados "desde el final de la Segunda Guerra Mundial".

"Mientras existan armas nucleares, la OTAN seguirá siendo una Alianza nuclear", advirtió la organización, subrayando que las condiciones para lograr un desarme nuclear deben "tener en cuenta las realidades del actual entorno de seguridad", en un contexto de tensión con Corea del Norte por sus pruebas nucleares y balísticas.

Los países con armamento nuclear, como Rusia, China, India, Pakistán, Corea del Norte e Israel, evitaron tomar parte en la negociación y en la votación del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares. Entre ellos figuran también Estados Unidos, Reino Unido y Francia, miembros de la OTAN.

Hasta Japón, el único país que ha sufrido un ataque nuclear (1945), boicoteó las negociaciones, igual que casi todos los países de la OTAN. Para los países impulsores del texto, como Brasil, México o Sudáfrica, ese tratado representa en cambio un paso histórico hacia la desnuclearización del planeta, que cuenta con unas 15.000 cabezas nucleares actualmente.

tjc/es

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin