Global

La UE respeta fallo contra Mladic y recuerda que luchar contra la impunidad del genocidio es una obligación

La Unión Europea ha expresado respeto "pleno" por la condena a cadena perpetua contra el ex comandante serbobosnio Ratko Mladic por genocidio en Srebrenica y crímenes de guerra y de lesa humanidad durante la guerra en Bosnia impuesta este miércoles por el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) y ha defendido que combatir la impunidad de los crímenes más graves constituye "una obligación humana fundamental".

BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)

"Respetamos plenamente las decisiones del TPIY y apoyamos su trabajo", ha asegurado el Servicio Europeo de Acción Exterior en un comunicado, en el que deja claro que no comenta "sentencias individuales" del organismo internacional.

El servicio diplomático europeo sí ha recordado que la sentencia contra Mladic se refiere a "algunos de los acontecimientos más oscuros y más trágicos en Bosnia y Herzegovina, los Balcanes y la historia reciente de Europa, incluido el genocidio de Srebrenica" y ha dejado claro que "impartir justicia y combatir la impunidad para los crímenes más atroces es una obligación humana fundamental".

Por ello, ha instado a "la plena cooperación con el TPIY, así como su sucesor, el Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales" y ha confiado en que "todos los países en la región estén determinados y comprometidos a trabajar hacia la reconciliación, la cooperación regional y las relaciones de buena vecindad".

"Esperamos que todos los líderes políticos en la región rindan honor a las víctimas promoviendo y respetando estos compromisos", ha asegurado el servicio diplomático europeo en la nota, en la que traslada su solidaridad a los supervivientes en Bosnia y quienes perdieron a sus seres queridos durante la guerra, que se prolongó entre 1992 y 1995.

Mladic, conocido como el 'carnicero de Bosnia', estaba acusado de dos cargos de genocidio por la masacre de Srebrenica --en la que los militares bajo su mando mataron a más de 8.000 niños y hombres bosniacos en los primeros días de julio de 1995-- y por promover la eliminación de los bosniocroatas y los bosniacos durante el conflicto armado.

También pesaban en su contra cinco cargos de crímenes de lesa humanidad --persecución, exterminio, asesinato, deportación y por actos inhumanos-- y cuatro de crímenes de guerra --asesinato, terror, ataques ilegales contra civiles y toma de rehenes--.

En concreto, ha sido procesado por asesinato y por sembrar el terror con las fuerzas militares bajo su mando mediante el asedio de Sarajevo, un sitio que se prolongó de mayo de 1992 a noviembre de 1995 y que incluyó el bombardeo del mercado de la capital bosnia, en el que murieron 66 civiles que intentaban conseguir alimentos.

El general serbobosnio, de 74 años de edad, fue detenido en Serbia en mayo de 2011 tras haber pasado más de una década como fugitivo. Desde entonces, ha intentado numerosas tretas legales para frenar el proceso judicial en su contra, esgrimiendo, entre otras cosas, motivos de salud.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin