Global

Bruselas constata que países de los Balcanes siguen cumpliendo condiciones para la liberalización de visados

La Comisión Europea ha constatado este miércoles que Albania, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Serbia continúan cumpliendo las condiciones acordadas que permitieron a la UE suprimir los visados a sus nacionales para viajar al espacio Schengen, pero les ha reclamado más esfuerzos, entre otros, para reforzar el control de fronteras.

BRUSELAS, 20 (EUROPA PRESS)

En el caso de Albania, el Ejecutivo comunitario valora "un número de pasos que ha dado en meses recientes" para atajar las peticiones de asilo "sin fundamento" de nacionales albaneses en la UE, que han caído un 28% en la primera mitad de 2017 hasta los 12.440 desde los 17.165 el año pasado.

"La readmisión está funcionando bien. El país está cumpliendo las peticiones de readmisión de los Estados miembro y la tasa de devolución muestra un aumento sustancial del 86% en 2015 al 129% en 2016", asegura el Ejecutivo comunitario en su informe de evaluación en el marco del mecanismo de vigilancia reforzada para comprobar que los diferentes países siguen cumpliendo los criterios.

Bruselas pide a Albania no obstante que mejore el control de fronteras, concluya acuerdos de readmisión con más países de la UE en caso necesario y que mejore la lucha contra el tráfico de personas e inmigrantes, entre otros.

En el caso de la Antigua República Yugoslava de Macedonia, también valora la caída del 28% de las peticiones de asilo entre la segunda mitad del 2016 y la primera mitad del 2017, hasta los 3.755 desde los 5.240, mientras que la deportación de sus ciudadanos aumentó un 6,8%, entre 2015 y 2016, hasta las 6.085 personas.

La Comisión constata que "la readmisión está funcionado bien" con la Antigua República Yugoslava de Macedonia, que está respetando "rápidamente" las peticiones de readmisión de países de la UE, como demuestra la tasa de retorno, que se situó en el 126% en 2016.

No obstante, también le pide que concluya acuerdos de readmisión con más países de la UE en caso necesario, el refuerzo de los controles en frontera y más esfuerzos para combatir el narcotráfico, entre otros.

La Comisión Europa también confirma que Bosnia y Herzegovina continúa cumpliendo sus obligaciones, pero le pide que también selle acuerdos de readmisión con más países de la UE, refuerce los controles en frontera y más esfuerzos contra la corrupción y el crimen organizado.

Las peticiones de asilo de nacionales bosnios en la UE han caído un 38% entre la segunda mitad del 2016 y la primera mitad del 2017, de los 2.340 a los 1.440, mientras que La tasa de retorno permaneció estable en el 73% en 2015 y 2016, según el Ejecutivo comunitario, que considera "satisfactoria" la cooperación del país balcánico en materia de readmisión con los Estados miembro pero le pide esfuerzos para mantenerla.

Por lo que se refiere a Montenegro, la Comisión constata una caída del 36% en las peticiones de asilo en la segunda mitad del 2016 y la primera mitad del 2017, hasta los 510 y su "buena" cooperación en materia de readmisión con los Estados miembro, como refleja la tasa de retorno del 160% en 2016, la más alta de todos los países.

"No obstante, la tasa de aceptación de readmisiones solicitadas por los Estados miembro de la UE en relación con los nacionales de terceros países sigue siendo baja", avisa el Ejecutivo comunitario en su informe, en el que pide a Montenegro que concluya si necesario protocolos de readmisión con los Estados miembro y más esfuerzos contra la corrupción y el crimen organizado, entre otros.

En el caso de Serbia, que también continúa cumpliendo las condiciones, la Comisión le pide más esfuerzos no obstante también en "la readmisión de nacionales de terceros países" y que concluya protocolos de readmisión con países de la UE en caso necesario y más esfuerzos para combatir el tráfico de personas, el crimen organizado y el lavado de dinero, entre otros.

Las peticiones de asilo de serbios en la UE se redujeron un 41% desde los 7.140 hasta los 4.225 entre la segunda mitad de 2016 y la primera mitad del 2017, según las cifras que maneja el Ejecutivo comunitario, que constata la cooperación "muy buena" de Belgrado para readmitir a sus nacionales de vuelta como demuestra la tasa de retorno del 89% en 2016 pero preocupa su falta de compromiso para readmitir a nacionales de terceros países, especialmente de Bulgaria, Hungría y Rumanía. También admite preocupación por la decisión de Serbia de suprimir los visados a los ciudadanos iraníes, algo que vigilará "cuidadosamente".

MOLDAVIA, UCRANIA Y GEORGIA

La Comisión Europea también ha constatado que Moldavia, Ucrania y Georgia, que no son países candidatos a la adhesión pero cuyos ciudadanos también se benefician de un acuerdo sin visados para viajar al bloque, continúan cumpliendo las condiciones para ello, pero también les pide más esfuerzos para combatir el crimen organizado y el lavado de dinero, entre otros.

En el caso de Ucrania, confirma que el número de peticiones de asilo en la UE se ha mantenido estable en torno a unos 5.380 en la primera mitad de 2017, algo menos que los 5.435 en los seis meses anteriores y un aumento de las devoluciones hasta el 82,58% en 2016 pero le avisa de que necesita tomar acciones inmediatas para garantizar que las sigue cumpliendo, especialmente en materia de lucha contra la corrupción y le identifica como un país "potencial" de origen de armas de fuego ilegales a la UE.

Por lo que se refiere a Moldavia, también constata una caída "considerable" en las peticiones de asilo del 58% hasta las 720 y el aumento del 178% de moldavos readmitido entre 2015 y 2016, hasta los 5.035 pero avisa de que el país debe tomar acciones inmediatas si no quiere recular en sus compromisos para combatir la corrupción y el lavado de dinero.

El Ejecutivo comunitario constata que las peticiones de asilo de georgianos han caído ligeramente hasta las 4.630 en la primera mitad de 2017 frente a las 4.750 en la segunda mitad del 2016 y aunque la tasa de retornos sigue siendo "relativamente modesta" confirma que aceptó "la gran mayoría" de peticiones de devolución de los Estados miembro en 2016.

CANADÁ RETIRA VISADOS A BÚLGAROS Y RUMANOS

En otro informe, la Comisión ha constatado que Canadá ha suprimido los visados para los todos los ciudadanos rumanos y búlgaros desde el 1 de diciembre, por lo que cumple plenamente los acuerdos de reciprocidad en materia de visados con la Unión Europea, igual que Australia, Japón y Brunei.

El comisario del Interior, Dimitris Avramopoulos, ha reclamado a la Administración estadounidense progresos "sin retrasos" para levantar las exigencias de visado que todavía aplica a los ciudadanos de cinco países de la UE - Bulgaria, Croacia, Chipre, Polonia y Rumanía-- aunque no se plantea de momento revisar el acuerdo de reciprocidad en materia de visados. "Esperamos que nuestros socios americanos colaboren con nosotros para lograrlo", ha explicado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin