Global

La ONU lanza en Poznan cuenta atrás para luchar contra el cambio climático

La conferencia sobre el clima de Naciones Unidas en Poznan (Polonia) del 1 al 12 de diciembre debe lanzar, a pesar de la crisis económica, la cuenta atrás para lograr un nuevo acuerdo de lucha contra el cambio climático tras la expiración en 2012 del Protocolo de Kioto.

A pesar de la ausencia del nuevo equipo del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, que ha mostrado una mejor disposición hacia las cuestiones climáticas que la administración saliente, la conferencia de Poznan tiene que lanzar la negociación del futuro acuerdo, mientras las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero alcanzan sus niveles más elevados.

Las emisiones de los países en vías de desarrollo suman ya más de la mitad de las emisiones mundiales y China se convirtió este año en el primer contaminador mundial, pasando por delante de Estados Unidos.

El año pasado, en la conferencia de Bali (Indonesia), los Estados miembros de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CNUCC) se comprometieron a cerrar un acuerdo en la reunión del próximo año, en diciembre de 2009 en Copenhague. Esto daría el tiempo necesario para que todos los países pudieran ratificarlo antes de la expiración de Kioto en 2012.

"Poznan es una conferencia de etapa entre Bali y Copenhague, pero no sin importancia: si tropezamos este año, no tendremos ninguna oportunidad de éxito el año próximo", advirtió un negociador europeo.

Sólo los 37 países industrializados firmantes del Protocolo de Kioto están sometidos a objetivos vinculantes de reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2012, lo que ha llevado a Estados Unidos a rechazarlo por considerar que países emergentes como China, India o Brasil también deberían tener obligaciones en ese sentido.

El nuevo acuerdo deberá decidir si se prolonga el Protocolo de Kioto, modificándolo y ampliándolo a los países emergentes, o se crea un "Protocolo de Copenhague" que englobe a todo el mundo y permita a Estados Unidos hacer borrón y cuenta nueva.

Entre las grandes citas de la conferencia, en la participarán como el año pasado el secretario general de la ONU Ban Ki-moon y el Premio Nobel de la Paz y ex vicepresidente estadounidense Al Gore, una mesa redonda de ministros de Medio Ambiente, el 11 y 12 de diciembre, debatirá una "visión común" sobre las medidas a largo plazo para luchar contra el cambio climático, con 2050 como horizonte.

Según los científicos, para que el cambio climático se mantenga en niveles soportables las emisiones de los países industrializados, que no cesaron de aumentar desde 2000, deberían desacelerarse a partir de 2015, para decrecer drásticamente en 2050. Pero también los grandes países emergentes deberían controlar su inflación de contaminación.

"Vamos a señalar que los países en vías de desarrollo contaminan ahora tanto como nosotros", afirma el representante de un país industrializado.

El secretario general de la CNUCC, Yvo de Boer, no prevé que se decidan en Poznan cifras concretas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por parte de unos ni de otros, pero sí que haya avances. "Espero que la mesa redonda nos dé una línea de conducta política más clara", declaró a la AFP.

"Hasta ahora se han puesto gran número de opciones sobre la mesa, la próxima etapa es limitarlas. Si no, vamos a llegar con mil páginas a Copenhague y no tendremos acuerdo", afirma un diplomático occidental.

ach/mpf/jr/ol/acc/it

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin