Global

Irán asegura que ha liberado a la mayoría de los detenidos en diciembre y que 300 siguen encarcelados

El ministro del Interior de Irán, Abdolreza Rahmani Fazli, ha asegurado este martes que las autoridades han liberado a la mayoría de los arrestados durante las manifestaciones contra el Gobierno registradas en diciembre, si bien todavía quedan en prisión 300 personas que afrontarán cargos por su comportamiento.

LONDRES, 30 (Reuters/EP)

Las autoridades judiciales han estimado que unas 1.000 personas fueron detenidas durante la ola de manifestaciones que recorrió el país en diciembre, extendiéndose por 80 ciudades y municipios del país. Un parlamentario eleva la cifra a 3.700 arrestados.

Estas protestas, las mayores desde la ola de manifestaciones registrada en 2009 tras la reelección de Mahmud Ahmadineyad, tuvieron su origen en el malestar de los ciudadanos por el aumento de los precios y por la mala gestión económica del Gobierno.

Las manifestaciones adquirieron una dimensión política inusual cuando un número cada vez mayor de personas instaron al líder supremo, el ayatolá Ali Jameini, a abandonar el poder. Según la versión oficial, los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes se saldaron con 25 muertos.

"Hay menos de 300 personas que hayan cometido delitos durante los recientes disturbios que permanecen en la cárcel y cuyos casos siguen bajo tutela judicial", ha destacado el ministro del Interior, según la agencia de noticias Tasnim. El titular de Interior ha precisado que en la capital del país, Teherán, sólo nueve personas permanecen bajo custodia. El Centro para los Derechos Humanos en Irán, un grupo de activistas con sede en Nueva York, declaró el viernes que algunos de los que permanecen en prisión se enfrentan a cargos que pueden conllevar la pena de muerte.

El presidente del poder judicial, Sadeq Larijani, ha instado a los tribunales a mostrar clemencia con aquellos que se manifestaron en diciembre de manera pacífica y a castigar en exclusiva a aquellos que provocaran destrozos en bienes públicos siguiendo "las órdenes de enemigos".

Varios detenidos han muerto mientras permanecían en la cárcel. El poder judicial ha confirmado dos de estos fallecimientos pero ha asegurado que fueron dos suicidios. Los activistas mantienen que, al menos, han muerto cinco personas y han reclamado que se lleve a cabo una investigación independiente.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin