Global

La Justicia turca condena a cadena perpetua a periodistas por su supuesta relación con el golpe fallido

Un tribunal de Estambul ha condenado a cadena perpetua a varios periodistas, entre ellos los hermanos Ahmet y Mehmet Altan, por su presunta relación con la intentona golpista de 2016, en una decisión que ya ha sido duramente criticada desde organizaciones internacionales que ven en ella un golpe a la libertad de prensa.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Los hermanos Altan y la también periodista Nazli Ilicak, han sido condenados junto a Fevzi Yazici, Sukru Tugrul Ozsengul y Yakup Simsek por "intentar abolir el orden constitucional de la República de Turquía mediante el uso de la fuerza y la violencia". El fallo, además, estipula que deberán pasar en aislamiento al menos 23 horas al día y tendrán limitadas las visitas.

Las autoridades acusaban a Mehmet y Ahmet Altan de revelar mensajes cifrados en un programa de televisión transmitido un día antes de la asonada, a pesar de que tanto estos hermanos como el resto de personas que se sentaban en el banquillo han negado los cargos que se les imputaban, informa el periódico 'Hurriyet'.

El caso ha vuelto a poner en tela de juicio el respeto a la libertad de prensa en Turquía, país en el que más de 50.000 personas han sido arrestadas y más de 150.000 cesadas por su presunta relación con el golpe. La oposición ha acusado al presidente, Recep Tayyip Erdogan, de aprovechar la revuelta para purgar a la disidencia.

Los relatores de la ONU y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sobre libertad de prensa, David Kaye y Harlem Désir, respectivamente, han lamentado la sentencia en un comunicado conjunto y han reclamado su revisión. En el caso de Mehmet Altan, se da además la circunstancia de que el Tribunal Constitucional había ordenado el 11 de enero su excarcelación por irregularidades procesales.

Kaye ha apuntado que el fallo "amenaza el periodismo y lo que queda de libertad de expresión y de medios en Turquía", mientras que para Désir se plantean "preguntas fundamentales sobre la capacidad de los jueces de garantizar derechos consagrados en la Constitución".

También se ha expresado en la misma línea el presidente de la Federación Internacional de Periodistas, Philippe Leruth, que ha considerado las condenas "escandalosas" y "una escalada en la represión de la libertad de prensa en Turquía". "Criminalizar el trabajo periodístico es una forma habitual de los regímenes dictatoriales de reprimir la libertad de expresión", ha denunciado, en una nota en la que ha instado a "todos los países democráticos" a recriminar a las autoridades turcas sus actuaciones.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin