Global

Terapia con perros, la salvación de cientos de traumatizados por la guerra de Uganda

GULU (UGANDA) 22 (Fundación Thomson Reuters/EP) Siete de cada diez residentes del norte de Uganda siguen traumatizados por la guerra. Uno de ellos es Francis Okello, cegado a los 12 años de edad por la detonación de una bomba enterrada en el jardín de su casa. "La vida se volvió inútil, porque acabé estigmatizado", recuerda Okello, quien reconoce sin dudas que le debe su vida a su mascota: un perro.

Okello conoció a 'Tiger' en un internado. "Tenía pesadillas", recuerda el residente de una zona marcada por dos décadas de conflicto entre los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) y las fuerzas ugandesas. "Me daba miedo ir al baño, hasta que 'Tiger' comenzó a acompañarme".

La importancia de los animales de terapia para los problemas de salud mental está bien documentado en Occidente, pero es raro en el este de África, donde muchas personas temen a los perros, ya que generalmente son usados como guardianes.

Para Okello era el principio de su recuperación. Ahora trabaja como psicólogo comunitario y es el creador del proyecto Comfort Dog, que ha ayudado a tratar a más de 300 personas traumatizadas por una rebelión caracterizada por el secuestro de niños para usarlos como combatientes y esclavas sexuales.

Filda Akumu, de 35 años, cuya familia fue masacrada por los rebeldes del LRA, luchó contra el trauma después de escapar del cautiverio rebelde. "Cuando vi a mi padre y mis dos hermanos muertos a cuchilladas, nunca pensé que iba a sanar nuevamente, hasta ahora", dijo Akumu, quien también es voluntaria en el proyecto.

Miles de ex secuestrados, como Akumu, sufren de trastorno de estrés postraumático (PSTD), depresión y pensamientos suicidas, lo que dificulta la reconstrucción de sus vidas, según los expertos.

Según los estudios, la presencia de perros puede proporcionar consuelo a las personas con problemas de salud mental y distraerlos de los pensamientos perturbadores.

Okello obtiene muchos de sus perros de The Big Fix, el único hospital veterinario del norte de Uganda. "Principalmente uso perros callejeros porque enfrentan condiciones difíciles", explica. "Y cuando estos perros se unen con nuestros pacientes, forman una compañía que sana a ambas partes".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin