Buscar

El reparto proporcional de escaños permite 'repescar' a algunos pesos pesados en Italia

6/03/2018 - 13:24

El M5S y la coalición de centro-derecha se quedan lejos de la mayoría necesaria para gobernar

ROMA, 6 (EUROPA PRESS)

El complejo sistema electoral italiano, que contempla escaños uninominales y otros repartidos de forma proporcional en función del voto obtenido a nivel nacional, ha permitido que algunos pesos pesados de los partidos más golpeados por la aplastante victoria del Movimiento 5 Estrellas y del 'sorpasso' de la Liga en el centro-derecha hayan sido repescados.

Este martes se ha procedido al reparto proporcional de escaños en ambas cámaras. En la Cámara de Diputados, el M5S se alza con 133 escaños, que se suman a los 88 logrados por la vía uninominal hasta alcanzar los 221, lejos de los 316 que conforman la mayoría. En el Senado, a los 44 con que ya contaba, se suman otros 68, hasta situarse en 112, si bien la mayoría está en 161.

Por su parte la coalición de centro-derecha, integrada principalmente por la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi, ha sumado otros 151 escaños a los 109 obtenidos por vía directa. De ellos, 73 corresponden a la Liga y 59 a Forza Italia. En la Cámara Alta, suman 135 escaños, tras recibir 77 por la vía proporcional.

En cuanto a la coalición de centro-izquierda que lidera el Partido Democrático, la gran perdedora de los comicios del domingo, a los 24 diputados logrados por la vía uninominal se han sumado otros 88 por el reparto proporcional. En el Senado, el actual partido gobernante se queda en 57 escaños, tras los 44 recibidos en el reparto proporcional.

La otra formación de izquierda, Libres e Iguales (LEU), que no había conseguido colocar a ninguno de sus candidatos en el voto uninominal, ha recibido 14 escaños. En el caso de la Cámara Alta, donde tampoco había logrado ninguno por la vía uninominal, obtiene cuatro senadores.

Estos escaños resultado del reparto proporcional en función de los votos han permitido tanto al Partido Democrático como a Libres e Iguales recuperar a algunos de sus principales dirigentes, que habían quedado fuera de la Cámara. En el caso del partido que hasta ahora lideraba Matteo Renzi, podrá contar con el ministro de Interior, Marco Minniti, así como con otros tres ministros salientes y el presidente del partido, Matteo Orfini.

Por su parte, LEU consigue escaño en el Senado para su líder, Pietro Grasso, antiguo fiscal antifamia y presidente saliente de la Cámara Alta, y como diputada para Laura Boldrini, actual presidenta de la Cámara de Diputados. Igualmente, logra escaño por este nuevo partido surgido de la escisión del ala izquierdista del PD el exministro Pier Luigi Bersani, quien lideró al PD en las elecciones de 2013.