Buscar

Defensora del pueblo de UE urge reexaminar contratación de Barroso por Goldman Sachs

AFP
15/03/2018 - 11:16

La defensora del pueblo europeo, Emily O'Reilly, urgió este jueves al comité de ética de la Comisión Europea a reexaminar la contratación de su expresidente José Manuel Barroso por el banco de negocios Goldman Sachs, entre sospechas de actuar como grupo de presión en Bruselas.

"Los antiguos comisarios tienen derecho a ocupar cargos públicos pero, como antiguos funcionarios, también deben asegurarse de que sus acciones no socavan la confianza de los ciudadanos de la UE", asegura O'Reilly, subrayando una reunión entre Barroso y "un vicepresidente de la Comisión".

La reunión tuvo lugar el 25 de octubre de 2017 en un hotel de Bruselas entre el también exprimer ministro portugués y el vicepresidente del ejecutivo comunitario, Jyrki Katainen.

Aunque en un primer momento el encuentro se registró "como una reunión con el banco Goldman Sachs y, por tanto, (...) con fines de cabildeo", posteriormente ambos protagonistas "declararon que la reunión era una entrevista privada y personal", apunta en un comunicado la oficina de O'Reilly.

La defensora insta así a Bruselas a reabrir el caso Barroso al considerar que la reunión puso en duda la evaluación inicial del comité de ética sobre la contratación del portugués que se basaba en su compromiso de "no hacer 'lobbying' ante la Comisión".

"No he presionado ni presionaré a funcionarios de la UE", reaccionó en Twitter el expresidente de la Comisión y exprimer ministro portugués tras conocerse la decisión de O'Reilly.

El código de conducta de la UE en vigor cuando se produjo la contratación en 2016 preveía que los comisarios tenían que pedir una autorización a la Comisión para trabajar en un grupo privado durante los 18 meses posteriores al fin de sus funciones.

Aunque el nombramiento de Barroso tuvo lugar pasado este período, este generaba a la defensora europea dudas éticas, por lo que instó al comité de ética a realizar ese primer informe. Además, la reputación de Goldman Sachs es controvertida.

El banco estuvo ampliamente involucrado en la venta de complejos productos financieros, incluidas las hipotecas subprime que contribuyeron al crash financiero de 2008, y también ayudó a Grecia a maquillar su deuda, antes de la crisis.

tjc/pb