Global

La isla de Boracay, una de las joyas de Filipinas, echa el cierre para los turistas

  • Hay varios establecimientos que vierten las aguas fecales al mar
  • Boracay es uno de los mayores atractivos turísticos de Filipinas
  • Durante seis meses, los turistas no podrán visitar este paraíso
Una playa de Boracay. Foto: Dreamstime

Boracay, una isla de aguas cristalinas y joya turística de Filipinas, va a echar el cierre a partir del próximo 26 de abril por orden de Rodrigo Duterte, el presidente del país. Durante seis meses, los turistas tendrán prohibido visitar este paraíso, que se ha convertido "en una cloaca" por culpa de los complejos hoteleros y los negocios.

El objetivo de Duterte es rehabilitar el lugar, que en los últimos años ha atraído cada vez más visitantes y ha sufrido un notable deterioro, hasta el punto de convertirse en una "alcantarilla", según el propio presidente.

El problema es que, según el Gobierno, la red de complejos hoteleros, los negocios locales e incluso particulares no utilizan el alcantarillado local, sino que vierten sus aguas fecales directamente al mar. Además, el gobierno también demolerá construcciones ilegales levantadas sobre pantanos y sancionará a las autoridades que hayan permitido su levantamiento.

Boracay es uno de los mayores atractivos turísticos de Filipinas. Solo el año pasado recibió casi cuatro millones de visitantes, lo que supuso un ingreso de más de 800 millones de euros. Los empresarios calculan que este cierre costará unos 874 millones de euros y 36.000 puestos de trabajo.

El Gobierno ha asegurado que creará un fondo para ayudar a los trabajadores del sector turísticos de Boracay durante este cierre temporal, aunque ni con esta medida ha sentado bien la noticia. Estábamos esperando algún tipo de compromiso entre un cierre total o un cierre parcial o al menos que nos diera más tiempo para adaptarnos", ha dicho José Clemente III, presidente del Congreso de Turismo de Filipinas, ha expresado su sorpresa por la decisión del Gobierno.

Por otro lado, expertos medioambientales han expresado su desconcierto ya que, al mismo tiempo que el Gobierno impulsa esta medida, ha dado luz verde a la construcción de un complejo hotelero de 409 millones de euros por parte de la empresa china Galaxy Entertainment.

Boracay es una isla tropical de unos 10 kilómetros cuadrados ubicada aproximadamente a unos 315 km al sur de Manila. Es uno de los destinos turísticos más populares del país. Su popularidad se debe a la transparencia de sus aguas y la finísima arena de su playa principal, White Beach, considerada como una de las mejores del mundo.

Con este cierre, el turismo masivo vuelve al foto mediático. Hace unos días, el gobierno de Tailandia informaba del cierre de Maya beach para evitar que se siga deteriorando su patrimonio natural. El motivo, la avalancha de turistas que viene sufriendo la zona en los últimos años, sobre todo desde el rodaje de la película La Playa, de Leonardo DiCaprio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin