Buscar

Dimite el presidente de la oenegé británica Save The Children

AFP
19/04/2018 - 21:42

El presidente de la oenegé británica Save The Children, Alan Parker, anunció el jueves su dimisión, invocando una "necesidad de cambio" para la organización, dos meses después de un escándalo de comportamientos sexuales inapropiados que sacudió al sector humanitario.

El escándalo, que estalló tras unas revelaciones contra la oenegé Oxfam, salpicó igualmente a la organización Save The Children: dos exmiembros, Brendan Cox y el exdirector general Justin Forsyth, fueron acusados de comportamientos inapropiados con colegas femeninas.

"Dada la combinación compleja de desafíos a los que nuestra organización y el sector enfrentan, creo que un cambio es necesario", señaló Alan Parker en su carta de dimisión, publicada por la oenegé.

Alan Parker, que ha pasado diez años en la organización, debía terminar su mandato el próximo diciembre. Elogió la labor efectuada por la oenegé que, durante este periodo, "ayudó a más niños que en ningún otro momento de su historia", dijo.

También mencionó los "comportamientos inaceptables" dentro de la rama británica de la oenegé, citando los casos de Brendan Cox y de Justin Forsyth, "ahora sometidos a un examen profundo" por la Comisión caritativa, la institución británica que controla a las organizaciones humanitarias.

"Se trata de una investigación importante, y trabajaré con ellos [los miembros de la comisión] para ayudarlos en todo lo posible", destacó. "Hay una necesidad urgente de restablecer la confianza" en el sector, admitió.

El 22 de febrero, Justin Forsyth dimitió de su puesto de número dos de Unicef tras las acusaciones de comportamiento inapropiado formuladas por tres empleadas de Save The Children, donde había trabajado hasta 2016.

Por otro lado, Save The Children fue criticada por haber dejado partir a Brendan Cox, acusado de comportamiento sexual inapropiado, sin haberle impuesto ninguna sanción.

apz/thm/jvb