Global

UNICEF llama a proteger al cada vez más elevado número de menores migrantes devueltos o en tránsito en Níger

La agencia llama a ayudar a las autoridades nigerinas y a trabajar para atajar las causas en la raíz de la migración estos niños

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Níger es un país de paso para quienes buscan emigrar hacia Europa desde otros puntos de África pero en los últimos meses se ha convertido también en un país de devolución, en muchos casos forzosa, de migrantes entre los que, según ha denunciado el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), que ha solicitado más apoyo para estos ante el riesgo de que sean víctimas de tráfico, violencia, abusos, explotación o detención.

Según ha explicado la agencia de la ONU, de los más de 8.000 migrantes de África Occidental que han sido expulsados por Argelia hacia Níger en los últimos meses, 2.000 eran menores. Otros 900 menores refugiados y solicitantes de asilo, procedentes en este caso de África Oriental, han sido trasladados de Libia a Níger en el marco de un proceso para determinar la mejor solución para cada uno de ellos.

Entretanto, siguen llegando a Níger nuevos africanos que buscan llegar hasta las costas del Norte de África y cruzar hacia Europa. Según UNICEF, en abril se produjo un aumento del 14 por ciento de las personas en tránsito por el país con respecto al mes anterior, de las que un tercio son niños, la mayoría de los cuales "están exhaustos y expuestos a la violencia, o quedan sin suficiente soporte y protección" si bien se teme que "la cifra real sea mayor ya que muchos niños pasan desapercibidos o se ocultan".

"Níger necesita ayuda para apoyar al creciente número de niños refugiados y migrantes que llegan o están siendo devueltos a través de sus fronteras", ha reclamado el director de programas de UNICEF, Ted Chaiban.

El responsable de la agencia de la ONU ha defendido que "la respuesta debe incluir una mejor cooperación transfronteriza entre los gobiernos para mantener seguros a los niños, así como una mayor inversión para ayudar a países como Níger a fortalecer los sistemas de apoyo disponibles para todos los niños del país, sin importar quiénes sean o de dónde vengan".

En este sentido, UNICEF ha instado a mejorar la cooperación transfronteriza entre los países para garantizar la protección de los niños en tránsito, aplicar políticas de gestión de fronteras adecuadas a las necesidades de los niños y proporcionarles acceso a servicios esenciales como refugio, protección, educación y capacitación.

ABORDAR LAS CAUSAS DE LAS MIGRACIONES

Igualmente esencial es también, ha añadido la agencia de la ONU, abordar urgentemente las causas fundamentales de la migración infantil irregular, incluida la pobreza, la falta de oportunidades de educación o la violencia.

"Esos niños que ahora están varados en Níger no solo necesitan ayuda urgente para mantenerse a salvo, sino también asistencia a largo plazo", ha advertido Chaiban. "Necesitan un mejor acceso a la información para que tomen las mejores decisiones y apoyo para regresar a sus casas, si es posible, o a un tercer país", ha añadido.

"Para quienes regresar a su hogar no es una opción, los estados deben presentarse y ofrecer lugares de reasentamiento. Los niños atrapados en Níger esperan que tomemos medidas sostenibles", ha defendido el responsable de UNICEF.

ASISTENCIA DE UNICEF

Los equipos de la agencia de la ONU se reunieron recientemente con varias mujeres y niños, entre ellos un bebé recién nacido y madres lactantes que habían quedado retenidas en Níger junto con un gran número de hombres de Guinea, Liberia, Camerún, Sudán y Eritrea. Muchos, incluso algunos niños, habían realizado una parte del viaje a pie, bajo el calor abrasador sin refugio ni agua, ha denunciado el organismo.

Para ayudar a paliar la situación de estos menores, UNICEF está trabajando para reunir a las familias separadas, ofreciendo a los niños que continúen aprendiendo y garantizando que se beneficien de los servicios sociales básicos mientras esto ocurre.

Además, ha explicado, junto con ACNUR y la OIM está trabajando con las autoridades de Níger para ayudar a reunificar a los niños con sus familias en Níger y está prestando apoyo en las evaluaciones para su reasentamiento en terceros países, en particular los de Eritrea y Somalia que han sido evacuados de Libia.

Igualmente, está ayudando a los niños que se encuentran en centros de transición y orientación gestionados por la Dirección de Protección Infantil de Niamey, trabajando para que reciban apoyo psicosocial urgente para hacer frente al trauma de sus difíciles trayectos.

Por último, UNICEF tiene previsto establecer en los próximos meses centros integrales de bienestar social que brinden servicios de protección a los niños, en particular a los no acompañados o separados y a las familias vulnerables en tránsito, a los que ofrecerá artículos básicos, servicios de salud y orientación, así como asistencia para restablecer y mantener el contacto con los miembros de la familia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin