Global

Negociador de UE pide a Londres respetar sus "propias líneas rojas" en Brexit

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, urgió este viernes a Londres a respetar sus "propias líneas rojas" en las negociaciones de divorcio, en respuesta a unas declaraciones del canciller británico, Boris Johnson.

Johnson indicó en una cena privada, pero cuya grabación se filtró, que el resultado de las negociaciones podría no ser el deseado por los partidarios del Brexit, alertando del riesgo de ver a Reino Unido aceptando un acuerdo que viola numerosas de sus "líneas rojas".

"Hay que asumir las consecuencias. (...) Nosotros respetamos las líneas rojas británicas, me gustaría que los británicos respeten sus propias líneas rojas también", respondió Barnier en una rueda de prensa en Bruselas tras una ronda de negociaciones.

El negociador de origen francés también apuntó a que las declaraciones de responsables británicos le parecen, en ocasiones, "una forma de nostalgia cuando se disponen a salir de la UE", ya que, a su juicio, "querrían permanecer por todos lados pero sin respetar más el marco reglamentario".

En sus declaraciones filtradas por BuzzFeed News, el ministro de Relaciones Exteriores británico también que se está llegando a una fase de las negociaciones en la que su gobierno "es más combativo con Bruselas", y pronosticó que éstas sufrirán un colapso.

Según el diario The Times, Boris Johnson abogó por ser más combativo con Bruselas: "Llevar la lucha al terreno del enemigo. Es lo absolutamente correcto. Necesitamos hacerlo, y lo haremos".

Sin referirse explícitamente al responsable británico, Michel Barnier advirtió además que la UE no se dejará "impresionar" por Reino Unido en las negociaciones sobre la futura relación a ambos lados del Canal del Mancha, tras el Brexit.

"No nos dejaremos impresionar, no me impresionará esta forma de 'blame game'", un juego de atribución de culpas que "algunos" han introducido en Reino Unido y que "pretenden responsabilizarnos de las consecuencias" del Brexit, agregó.

Los mandatarios europeos deben abordar a finales de junio la evolución de las negociaciones con Reino Unido, un miembro de la UE que se convertirá en marzo de 2019 en el primer país en abandonar el proyecto europeo.

tjc/eg

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin