Buscar

Devuelven a Alemania a iraquí que confesó el asesinato de una adolescente

AFP
9/06/2018 - 21:41

El principal sospechoso del asesinato de una niña de 14 años en Alemania, un fallido solicitante de asilo iraquí, fue devuelto este sábado a Fráncfort tras haber confesado su crimen el viernes a la policía en el Kurdistán iraquí.

El joven iraquí acusado de un crimen que conmocionó a Alemania, fue detenido el viernes por la policía de esta región autónoma de Irak. Alí Bashar, de 20 años, llegó el sábado poco antes de las 19H00 GMT a Fráncfort en un avión de la compañía aérea Lufthansa proveniente de Erbil.

Tan pronto pisó suelo alemán, Bashar fue transferido en helicóptero a la prefectura de la policía de Wiesbaden, a unos 30 km del aeropuerto, y el domingo será presentado ante un juez que probablemente ordene su prisión preventiva, declaró la policía en un comunicado.

El regreso a Alemania del acusado "no es más que un pequeño consuelo para la familia de la niña, en quienes pienso en estas horas difíciles. Pero para el Estado y nuestra sociedad, es importante que los crímenes se esclarezcan y que los sospechosos respondan ante la justicia", estimó el ministro del Interior, Horst Seehofer en un comunicado.

El jefe de la policía federal alemana, Dieter Romann, que mantiene buenas relaciones con las autoridades iraquíes, viajó a Erbil para facilitar las negociaciones y traerlo lo más rápido posible al país, indicó el diario Bild.

Bashar fue detenido la madrugrada del viernes en un hotel de Zajo, una ciudad de la provincia de Dohuk, y confesó su crimen rápidamente.

"Cuando lo interrogamos, el hombre originario de Kurdistán confesó haber asesinado a la joven alemana", declaró a la AFP Tariq Ahmad, el jefe de la policía de Dohuk, en el noroeste de Irak.

Más tarde, en rueda de prensa, el mismo responsable dijo que el iraquí, de 20 años, reconoció haberla estrangulado.

Alí Bashar, que llegó a Alemania en octubre de 2015 en el momento álgido de la crisis de refugiados, la policía sospechosa que violó y mató entre el 22 y el 23 de mayo a Susanna Feldman, una adolescente alemana judía de 14 años, en Wiesbaden, en el oeste del país.

El iraquí "afirmó que los dos eran amigos pero que tuvieron una disputa, y que la mató cuando la chica lo amenazó con llamar a la policía", declaró el sábado el general Ahmad.

El joven, cuya petición de asilo fue rechazada en diciembre de 2016 pero esperaba una respuesta a su apelación, se marchó de Alemania el 2 de junio cuando todavía no era sospechoso y ni siquiera se había descubierto el cadáver de la adolescente.

Este caso suscitó interrogantes en Alemania en un momento en que el país, presionado por el auge de la ultraderecha, endureció su hasta ahora generosa política de acogida de refugiados tras haber abierto sus puertas a más de un millón de migrantes en 2015 y 2016 por decisión de la canciller Angela Merkel.

str-sbh/sk/vl/es/acc/pb