Global

Suárez, un centenario con gol mundial

Con un gol "especial" Luis Suárez comenzó su redención en Rusia-2018. En su 'cumple 100' con Uruguay se sacó la espina tras un apagado debut y le dio a la Celeste el pase a octavos de final de un Mundial que encuentra al 'Pistolero' sediento de revancha.

La defensa de Arabia Saudita cometió el pecado de dejarlo sólo en el área al minuto 23 y Suárez hizo lo que más le gusta, mandar la pelota al fondo de la red.

"El gol fue especial porque me quería reivindicar por el partido del otro día", dijo el goleador histórico de la selección charrúa con 52 tantos, al finalizar el duelo en Rostov del Don.

Ante Egipto "no me sentí cómodo, pero logré cambiar eso y estoy feliz de tener el privilegio de cumplir 100 partidos con la selección", comentó el atacante que volvió a demostrar que es el amo y señor de la Celeste.

Intenso dentro y fuera del campo, Suárez celebró el gol con gestos alusivos al embarazo de su esposa, su primera novia de la adolescencia, madre de sus dos pequeños hijos y sostén del futbolista en las derrotas.

- Con sabor a revancha -

Pasaron 113 minutos de tiempo reglamentario en este Mundial para que el atacante rompiera las redes por primera vez, tras marcar tres tantos en Sudáfrica-2010 y dos en Brasil-2014.

Óscar Tabárez, el alquimista del retorno del equipo campeón del mundo en 1930 y 1950 a la élite del fútbol mundial, destaca el "gran sentido de responsabilidad" del goleador.

Suárez da todo en cada partido, "puede ser que en algún partido no juegue tan bien, pero tiene un potencial que siempre alberga la esperanza", del equipo, comentó el timonel que en las cuatro presencias mundialistas con Uruguay logró al menos llegar a octavos de final.

En los tres mundiales que participó el 'Pistolero' la Celeste pasó a octavos, pero en Brasil-2014 el futbolista bajó a los infiernos.

En uno de los mayores escándalos en la historia de los Mundiales, Suárez fue expulsado de Brsil-2014 por morder al italiano Giorgio Chiellini. El castigo: nueve partidos de suspensión con Uruguay y cuatro meses excluido de la práctica del fútbol.

Además de inhabilitarlo para jugar al fútbol por cuatro meses. Pero apareció el Barcelona y sus goles lo transformaron en el compañero ideal de Lionel Messi y la ciudad en su lugar en el mundo.

El goleador reconoció que el episodio de Brasil-2014 le valió muchas lágrimas. Pero que el amor de su familia y el apoyo incondicional de una afición uruguaya que lo apaña en todas sus polémicas, lo fortalecieron.

Lejos de los cuatro goles del portugués Cristiano Ronaldo, máximo anotador en lo que va de Mundial, Suárez apunta a más a partir del lunes cuando los charrúas disputen ante Rusia el primer lugar del Grupo A.

gfe/Ma

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin