Global

Kiir y Machar se reúnen en Jartum con la esperanza de lograr la paz en Sudán del Sur

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, han expresado este lunes su confianza en lograr avances en las conversaciones de paz al inicio de su encuentro en Jartum, el segundo tras el mantenido por ambos el viernes en Adís Abeba con la intermediación de la Autoridad Intergubernamental para Desarrollo de África Oriental (IGAD).

JARTUM, 25 (Reuters/EP)

"He venido a esta reunión con una mente abierta y espero que mi hermano Riek haya hecho lo mismo (...) Veo la necesidad de detener esta guerra innecesaria y espero que Riek lo haga también", ha señalado Kiir al inicio del encuentro.

El presidente ha reconocido que persisten las diferencias en torno al "reparto de poder y las cuestiones de seguridad", en referencia a la posible representación rebelde en el Ejecutivo y la "integración" de sus fuerzas en los cuerpos de seguridad.

Por su parte, Machar ha asegurado a la prensa que ha viajado a Jartum "para buscar la paz", si bien ha denunciado que su invitación llegó "tarde", sin entrar en detalles.

El encuentro de este lunes ha sido auspiciado por el presidente sudanés, Omar Hasán al Bashir, y en él también ha estado presente el presidente ugandés, Yoweri Museveni, según ha informado la agencia estatal SUNA.

Al Bashir ha asegurado que Sudán "trabajará duro y hará todo lo posible" aprovechando su "experiencia" para garantizar que la iniciatia de paz auspiciada por la IGAD es exitosa. "Junto con nuestros hermanos en Sudán del Sur, garantizaremos que haya éxito en alcanzar la paz y la seguridad", ha señalado, según informa la emisora Eye Radio.

Además de esta reunión, los mandatarios de la IGAD acordaron el viernes la celebración de una tercera ronda de conversaciones entre los dos rivales en Kenia, en una fecha aún por determinar.

El pasado 22 de mayo, la IGAD publicó una propuesta de reparto de poderes para tratar de buscar una salida al conflicto según la cual el 55 por ciento de los cargos irían a personas nombradas por el Gobierno, el 25 por ciento a las nombradas por el grupo encabezado por Machar, y el otro 20 por ciento al resto de partidos políticos.

Sudán del Sur vive inmerso en una guerra civil desde finales de 2013, cuando comenzaron los enfrentamientos entre las tropas leales al presidente y las fuerzas vinculadas a Machar. En el marco del conflicto han surgido otros grupos rebeldes que se han hecho fuertes en diversas partes del país y que mantienen una relación laxa con el mando de Machar.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin