Buscar

Muere un turista por la picadura de una serpiente marina en Australia

5/10/2018 - 11:14
Más noticias sobre:
Las serpientes marinas rara vez atacan en el agua. Foto: Dreamstime

Un turista británico ha muerto tras ser mordido por una serpiente marina, una de las más letales del planeta, mientras trabajaba en un barco pesquero al norte de Australia, según informan medios locales.

El británico, que tenía 23 años, se encontraba tirando de las redes el jueves en un barco que faenaba a unos 130 kilómetros al sur de Groote Eylandt, una isla situada en el golfo Carpentaria y la cuarta más grande de Australia, cuando fue atacado por la serpiente, según la cadena local ABC.

"La clínica de emergencia de la isla Groote y la Policía respondieron a la alerta del barco, pero desafortunadamente el hombre murió ayer", dijo Craig Garraway, del servicio St John Ambulance. El joven fue declarado muerto después de que el pesquero llegara al pueblo de Borroloola, a unos 950 kilómetros al sureste de la ciudad de Darwin, la capital del Territorio Norte.

Una serpiente venenosa letal

A principios de año se le amputó un dedo a un pescador australiano cuando fue mordido por una serpiente marina (Hydrophiinae), un animal venenoso que puede medir hasta tres metros, pero que raramente es agresiva dentro del mar.

Son serpientes muy venenosas, algunos expertos aseguran que son las más venosas del planeta y que su picadura es entre dos y 10 veces más ponzoñosa que la de una cobra. Son más agresivas durante el celo pero en condiciones normales no suelen atacar a menos que sean provocadas o se sientan amenazadas.

Los primeros síntomas de su picadura son dolor en la zona mordida al que sigue un dolor muscular más extenso y espasmos de mandíbula. El contenido de neurotoxinas del veneno causa somnolencia, parálisis respiratoria o visión borrosa que en ocasiones lleva a la muerte.


Comentarios 0