Global

El primer ministro checo cuestiona el pacto de la ONU sobre los migrantes

El primer ministro checo, Andrej Babis, cuestionó el jueves el apoyo de su país a un Pacto de Migración de la ONU, previsto para ser adoptado en diciembre tras el rechazo de Estados Unidos, Hungría y Austria.

"A mí no me gusta el pacto. No está claramente interpretado y podría ser objeto de abuso", dijo Babis, cuyo gabinete de centro-izquierda debatirá el tema la próxima semana.

"Estados Unidos se retiró, Hungría también, ahora Austria, y Polonia también lo están discutiendo", agregó.

En julio, después de 18 meses de negociaciones, los países miembros de la ONU, con excepción de Estados Unidos, aprobaron este pacto, que recomienda reforzar la cooperación internacional para gestionar la inmigración.

Este acuerdo debe ser aprobado en una cumbre que se celebrará en Marrakech los días 10 y 11 de diciembre.

Washington se retiró a finales de 2017 de la elaboración de este documento al sostener que implicaba disposiciones contrarias a la política de inmigración de Donald Trump.

El gobierno húngaro de Viktor Orban había denunciado por su parte un pacto que calificó de "peligroso" y afirmó que "incitará a millones de personas a lanzarse a la ruta".

El miércoles, el gobierno austriaco anunció también su retiro del pacto, y Polonia ya ha mostrado su reticencia a firmar el texto.

Babis, un millonario eslovaco, adoptó una dura postura contra la inmigración, negándose a recibir refugiados pese a los pedidos de sus socios europeos.

frj-bo/avz/pb/bc

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin