Buscar

Cerca de 400 búfalos aparecen ahogados en un río entre Botsuana y Namibia

EFE
8/11/2018 - 11:24
  • La zona es un parque natural de gran riqueza en flora y fauna salvaje
Más noticias sobre:
Se baraja que huyeran de un depredador y no pudieran escalar la orilla. Foto: Gobierno de Bostsuana

Unos 400 búfalos aparecieron ahogados en el río Chobe, en la frontera entre Namibia y Botsuana, y sus cadáveres fueron descubiertos con asombro por los vecinos de las localidades cercanas, informaron hoy medios locales.

Las autoridades de los dos países investigan las causas del ahogamiento masivo, pero la hipótesis más probable es que acabasen en el agua al tratar de huir de depredadores.

El suceso ocurrió probablemente el martes, del lado de la rivera namibia, a la altura de la zona de Mbalasinte.

"No pudieron escalar de vuelta (a la orilla) y acabaron ahogándose. Es un lamentable incidente, hemos perdido mucha vida salvaje, que es nuestra herencia, de golpe", señaló Romeo Muyunda, portavoz del Ministerio de Medioambiente namibio, al diario The Namibian.

Los cadáveres están siendo retirados y repartidos para ser aprovechados por las comunidades cercanas.

El río Chobe, que en otra parte de su curso se denomina río Cuando, es uno de los principales afluentes del Zambeze, tiene una longitud total de unos 1.500 kilómetros y discurre entre Angola, Namibia, Botsuana, Zambia y Zimbabue.

Parque natural del río ChobeEl río transcurre cinco países y es un paraje de gran riqueza natural. Foto: Google Maps.

Es una zona de gran riqueza natural y da nombre al Parque Nacional Chobe, donde viven grandes poblaciones de jirafa, elefante y búfalo africano, entre otras especies.

Aunque es relativamente frecuente ver animales muertos en el río, este ahogamiento ha sido excepcionalmente extenso.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.