Buscar

Liberan a fotógrafo español y periodista británico secuestrados en Somalia

AFP
4/01/2009 - 15:40

Dos periodistas extranjeros, un fotógrafo español y un redactor británico, secuestrados el 26 de noviembre en la provincia autoproclamada autónoma de Puntland (norte de Somalia), fueron liberados este domingo, según la policía local.

"Ambos periodistas están libres tras la dura experiencia. Descansan actualmente y estarán disponibles más tarde", anunció a la AFP el jefe de la policía de Puntland, Abdullahi Said Samatar, quien expresó su "felicidad porque recobraron la libertad".

"La liberación está confirmada", indicó el gobierno español a la AFP en Madrid.

"Está bien", agregó una fuente diplomática española a la AFP refiriéndose al fotógrafo español, José Cendón, precisando que el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, había hablado con él y con su familia.

El embajador español en Kenia estaba el domingo a mediodía de camino para reunirse con los dos periodistas.

Un responsable del hotel en que se encuentran los dos periodistas dijo a la AFP por teléfono que ambos "parecían gozar de buena salud".

José Cendón, que colabora con varios medios (entre ellos la AFP) en el este de África y el periodista británico Colin Freeman del Sunday Telegraph habían sido secuestrados por varios desconocidos armados cuando investigaban sobre la piratería en el golfo de Adén para el diario británico.

Puntland es el bastión de los piratas somalíes que actúan en el golfo de Adén y en el océano Índico, donde capturan cargueros a cambio de los cuales piden un rescate económico.

Durante el año 2008 los piratas atacaron más de un centenar de barcos, una cifra en fuerte aumento que ha dado lugar a una importante movilización de la comunidad internacional y al envío de numerosos barcos de guerra a la región.

Los secuestradores de los periodistas europeos les capturaron, junto a dos asistentes somalíes, cuando acababan de salir de la Ciudad Internacional hacia el aeropuerto de Bosasso para marcharse de Puntland.

El sábado por la tarde los dos asistentes somalíes todavía estaban en paradero desconocido. Dos días después del secuestro, el gobernador Musa Gueleh Yusuf había dicho que sospechaba de que los dos somalíes podían estar implicados en el secuestro.

Igualmente, el domingo tampoco se pudo saber la cantidad a la que ascendía el rescate que se había pagado por su liberación.

Los periodistas extranjeros y los cooperantes humanitarios son a menudo objetivo de las milicias en Somalia, país pobre del Cuerno de África devastado por una guerra civil y sin gobierno central desde 1991.

En Bosasso los secuestros y las tentativas son particularmente frecuentes, al ser un puerto que sirve de base para los contrabandistas, los traficantes de armas y los inmigrantes que quieren atravesar el golfo de Adén de forma ilegal.

En agosto, dos periodistas independientes, un australiano y un canadiense, habían sido secuestrados en las afueras de la capital somalí, Mogadiscio. En diciembre de 2007, un cámara francés permaneció secuestrado durante ocho días por una milicia local de Bosasso.

En septiembre de ese mismo año también fueron capturados un alemán y su esposa somalí en Puntland.

amu-fal/aub/pop/eg/avl


Contenido patrocinado

Otras noticias