Global

Evo Morales lidia con oposición dividida a uno año de elecciones bolivianas

A un año de las elecciones bolivianas, el presidente Evo Morales lidia con una oposición dividida que busca impedir que gane un cuarto mandato, denunciando que su postulación es inconstitucional.

El exmandatario Carlos Mesa (2003-2005) y el empresario Samuel Doria Medina registraron el martes, al cierre del plazo legal, sendas alianzas para participar en primarias partidarias, signo de que una unidad opositora que vienen reclamando diversos sectores difícilmente ocurrirá.

"Aquí muere todo", proclamó el vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral, Antonio Costas, al vencer el plazo para formalizar alianzas.

"Al final vi que salieron unas alianzas frágiles, unas alianzas pegadas con alfileres", declaró por su parte el expresidente Jaime Paz Zamora (1989-93), quien anunció hace tres semanas su decisión de postularse en los comicios de octubre de 2019.

Los candidatos que ingresen en el futuro a la liza lo harán en solitario, con sus propios partidos, para lo cual tienen plazo hasta el 28 de noviembre.

Se prevé que se presenten al menos otros tres aspirantes opositores a la presidencia, que se sumarán a Mesa y Doria Medina, una situación que favorece a Morales.

Uno de ellos es el sociólogo aymara Félix Patzi, actual gobernador de La Paz y exministro de Educación de Morales, quien rompió con el mandatario.

También deberían registrarse como candidatos a la presidencia la diputada conservadora Norma Piérola, admiradora del presidente electo brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, así como el exmandatario socialdemócrata Paz Zamora.

El Tribunal Electoral dará a conocer la lista definitiva de candidatos el 8 de diciembre y las primarias se efectuarán el 27 de enero.

Incluso Morales y su compañero de fórmula, el vicepresidente Alvaro García, irán a primarias partidarias, aunque sin rivales dentro de su Movimiento al Socialismo (MAS).

Las encuestas dan por ahora las mejores opciones a Morales y a Mesa.

- Dispersión del voto opositor -

Según algunos analistas, si no hay un candidato unitario de la oposición, el gran favorecido será Morales, el primer aymara que gobierna Bolivia, quien asumió el poder en 2006.

Uno de ellos es el politólogo Ludwig Valverde, quien considera que más de un candidato opositor "dividirá la votación" y que "por lo tanto, Morales empieza con una ventaja".

Sin embargo, el politólogo y académico Carlos Cordero pone el tema de la unidad en segundo plano.

"Antes, solo con unidad se podía derrotar a Evo, hoy no", sostiene, al destacar que Morales es ahora más débil que en las tres campañas anteriores que ganó.

- Primer round de larga campaña -

Morales y Mesa, los pesos pesados de la contienda, protagonizaron el martes su primer gran encontronazo de la larga campaña electoral boliviana, a un año de los comicios.

El mandatario izquierdista emplazó a Mesa a que se retracte de acusaciones en su contra sobre presunto cobro de sobornos de la compañía brasileña Camargo Correa.

Luego, en un acto público de entrega de obras, Morales afirmó que "no soy cobarde ni maleante como Carlos Mesa".

Mesa, que sustituyó a Gonzalo Sánchez de Lozada, desalojado del poder por una revuelta popular en 2003, deploró que Morales actúe "como si fuera un dictador", afirmando que "el presidente amenaza".

"Presidente, no le tengo miedo", profirió Mesa, tras inscribir su alianza en el Tribunal Electoral.

- Obispos llaman a la paz -

En los comicios del próximo año, los bolivianos elegirán al presidente y vicepresidente para el periodo 2020-2025, y renovarán al Congreso bicameral.

La oposición y organizaciones civiles se oponen a la postulación de Morales y le exigen que acate el resultado del referendo del 21 de febrero de 2016, que rechazó su nueva candidatura.

Sin embargo, Morales reivindica su postulación en un polémico fallo del Tribunal Constitucional que a finales de 2017 le dio luz verde con el argumento de que aspirar a la reelección es un derecho humano.

En medio de un torbellino político que podría incrementarse al acercarse los comicios, los obispos bolivianos hicieron un llamado a la paz, al cabo de una reunión anual que concluyó el martes.

"Bolivia no debe entrar en una prematura electoralización, tenemos que respetarnos los unos a los otros", urgió el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Centellas.

rb/fj/cd

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin