Global

Poder judicial de Perú niega persecución política contra expresidentes y opositores por caso Odebrecht

El Poder Judicial de Perú rechazó el viernes las alegaciones de que existe una campaña de persecución política desde los tribunales en contra de expresidentes y líderes de la oposición en el marco del escándalo de corrupción desatado por la empresa brasileña Odebrecht en el país.

"Quiero ratificar ante cualquier opinión que se manifieste (...) que el Poder Judicial no hace ni hará nunca persecución política", dijo su presidente Víctor Prado en declaraciones a periodistas.

El alto magistrado se pronunció luego que el expresidente Alan García denunciara el jueves que "han politizado la justicia", en reacción a una solicitud de la fiscalía para que se le impida salir del país en el marco de una investigación por la construcción de una línea del metro de Lima.

"El Poder Judicial no politiza casos o los casos politizan al Poder Judicial", replicó el magistrado Prado, quien ratificó "la absoluta independencia y autonomía de este poder del Estado que está al frente de la lucha contra la corrupción".

El expresidente Alan García, quien gobernó de 1985 a 1990 y luego de 2006 a 2011, denunció también que el sistema judicial está "descabezado" por una supuesta intervención gubernamental.

El expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) y la líder opositora Keiko Fujimori denunciaron también ser víctimas de "persecución política" a raíz del escándalo Odebrecht.

Toledo vive en Estados Unidos, de donde Perú busca su extradición. La justicia lo acusa de recibir una coima de 20 millones de dólares para que Odebrecht construya una carretera entre Perú y Brasil.

Finalmente Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), está en prisión preventiva desde el 31 de octubre por supuestamente haber recibido 1,2 millones de dólares de Odebrecht para su campaña presidencial de 2011.

ljc/rc/mps

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin