Buscar

Presidente de Conmebol afirma que la decisión está en manos de los directivos de River y Boca

AFP
27/11/2018 - 1:22

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, exhortó a las autoridades de River Plate y Boca Juniors a zanjar sus diferencias en la reunión que mantendrán este martes en Asunción para que se juegue la finalisima de la Copa Libertadores de América-2018.

Los presidentes de los dos clubes argentinos, Rodolfo D'Onofrio (River) y Daniel Angelici (Boca), se encontrarán a las 10H00 locales del martes (13H00 GMT) en la sede de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) para fijar hora, fecha y sede del partido de vuelta de la final de la Copa, aplazada por severos incidentes el sábado pasado, y nuevamente postergada el domingo.

"Hago un llamado a los dirigentes de River Plate y Boca Juniors, a que entiendan que la responsabilidad que tienen en sus manos va mucho más allá de solamente defender sus colores y los intereses de sus socios", dijo Domínguez en un comunicado divulgado la noche del lunes bajo el título "Carta al fútbol Sudamericano".

"Ante todo, tienen una responsabilidad hacia el fútbol sudamericano, muchas veces desvalorizado y criticado en nuestros países, pero apreciado en todo el resto del mundo", enfatizó.

Domínguez remarcó que "el fútbol no se gana con piedras ni agresiones. Lo ganan los jugadores en la cancha. Y más en Sudamérica con la calidad de nuestros futbolistas".

"En la Conmebol que presido se juega respetando al rival, teniendo el fair play como visión en la cancha, en las gradas, en la dirigencia", subrayó.

Domínguez responsabilizó a la seguridad del evento y el orden público por los incidentes del sábado en Buenos Aires. "Fallaron los protocolos y las autoridades no estuuvieron a la altura de las circunstancias".

Finalmente, hizo un llamado a los actores del fútbol sudamericano a combatir las causas y los actos de violencia que manchan este deporte en la región.

"Hay mucho más en juego que un título deportivo. O todos los actores del fútbol sudamericano nos unimos para acabar con la violencia, o la violencia se encargará de acabar con el fútbol sudamericano", advirtió.

hro/ma