Global

Primera condena a policías filipinos por la "guerra contra las drogas"

Tres policías filipinos fueron condenados este jueves a duras penas de prisión por el asesinato de un adolescente en 2017, la primera pena impuesta a funcionarios de policía implicados en la sangrienta "guerra contra las drogas" del presidente Rodrigo Duterte.

El jefe de Estado, elegido en 2016 bajo la promesa de erradicar el tráfico de droga en el archipiélago, ha defendido prácticamente siempre a los policías que llevan a cabo su mortífera campaña contra los narcóticos, frente a quienes lo acusan de graves violaciones de los derechos humanos.

Pero no fue así tras la muerte de Kian delos Santos en agosto de 2017, un hecho que motivó manifestaciones para protestar por la "guerra contra las drogas".

El asesinato del adolescente, de 17 años, hijo de un vendedor ambulante y de una empleada doméstica inmigrante, fue portada de todos los medios y provocó indignación entre la población.

La policía lo acusaba de ser un traficante de droga que había disparado contra agentes durante la operación para arrestarle. Pero las imágenes de videovigilancia mostraban a dos policías arrastrando al joven, que no iba armado.

Fue abatido con dos disparos en la cabeza.

La familia Delos Santos rompió a llorar el jueves cuando un tribunal del norte de Manila anunció la condena de tres policías a cadena perpetua, con un mínimo obligatorio de 20 años tras las rejas.

Desde que Duterte llegó al poder, la policía dijo haber matado a casi 5.000 personas en operaciones antidroga. Las organizaciones de defensa de los derechos humanos consideran que el balance real es tres veces superior y que la campaña podría considerarse crimen de lesa humanidad.

Los detractores de la campaña antidrogas de Duterte saludaron la decisión de este jueves.

"Es un rayo de esperanza en medio de la oscuridad", declaró la senadora de oposición Risa Hontiveros. "A pesar del macabro clima de asesinatos y de la impunidad en el país, este veredicto envía el mensaje de que hay esperanza y de que hay una justicia".

ajm-jm/jac/am/sgf/ra

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin